La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 3 de abril de 2016

Libros de lance




¡Qué admirable contraste puede ofrecernos una feria del libro de ocasión! Si la literatura se reduce a un mercado de libros de sobras o de segunda mano, qué manera de hermanarse de modo banal unos acontecimientos y otros de la vida. Hombres mayores y menores, barbaries e invenciones, personajes y ficciones, ilustres imaginarios e influyentes códigos morales se mezclan en el escaparate callejero traspasando, acaso transgrediendo, su ubicación en el tiempo. Todo ha acabado así, en una exposición de saldo. Ni los grandes reinos, ni los gobernantes más despiadados, ni las más espantosas persecuciones, ni los más complejos sistemas de pensamiento, ni las numerosas aportaciones técnicas, ni las creaciones fantasiosas más elaboradas han llegado a ser otra cosa que un amontonamiento de papel impreso a liquidar. Justo ya en los estertores del libro tradicional. Y pensar que aún muchos se matan por publicar un  libro, cuando tener un hijo ya no apetece, y acaso no se deba, y plantar un árbol no cae sino a trasmano...Siempre nos quedará la feria de lance como horrendo testigo de la reducción.



6 comentarios:

  1. Hay espacios que me producen enorme pena: el que mencionas y los zoológicos. Porque no me acerque a ellos no van a dejar de existir así como tantas cuestiones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantos espacios penosos, todo es mercado, que diría Burton.

      Eliminar
  2. Me gusta ver el panfleto de Hitler a la venta, no porque comparta sus ideas, sino porque es un símbolo de libertad . Nunca me gustaron los censores. Siempre me gustaron este tipo de puestos, los creo necesarios y nos acordaremos de ellos cuando "se fundan los plomos"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta siempre sorprendente la mezcolanza de textos de un mercadillo, aunque no es menos digna la de bragas y calzoncillos de otros mercadillos de ropa que pululan por nuestras ciudades. Por cierto, más vale que no se fundan los plomos, depende de la luz que arrojemos, ¿no?

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Una farsa, sin duda. Pero con perjudicados. No hay más que ver hoy las noticias acerca de las sociedades opacas.

      Eliminar