La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







jueves, 31 de marzo de 2016

¿Dónde queda eso?




De vivir hoy Bertolt Brecht añadiría un par de versos más a cierto poema suyo. muy citado, en que un obrero se hace preguntas ante un libro:

"El Estadio de fútbol de Qatar de 2022 lo levantó el jeque Abdullah bin Nasser bin Khalifa Al Than
¿no empleó siquiera un solo obrero al que pagó dignamente por realizar la obra?"

Leo en los medios acerca del mal pago de los obreros contratados para la construcción del faraónico campo de fútbol. Esta obra, y lo que se lleve a cabo allí, será coreada por el Comité Olímpico Internacional y todos los lameculos que en cascada habitan en este mundo pensado para negocios o para ocio desde un sofá que, al fin y al cabo, debe ser lo mismo o parecido. Qatar, Qatar...¿dónde cae eso? Ah sí, un nombre en unas camisetas deportivas. Y luego hablamos de solidaridad, de política y de otras gaitas destempladas. Hartazgo.

El poema de Brecht tiene futuro. Dan ganas de dejar la puerta abierta para prolongarlo. ¿Lo intentamos?



Nota. Esto viene a cuenta de:





5 comentarios:

  1. Es una vergüenza. Viendo estas camisetas, no puedo entender cómo hay individuos que aún se interesan por este espectáculo futbolero.
    Salud
    Francesc Cornadó Estradé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mundo muy descerebrado. Todo se compartimenta y se excusa. Esto no tiene que ver con aquello ni aquello con lo otro...es la filosofía de sofá. Luego se vota lo que se vota cuando tocan los flautistas de Hamelin. Vergüenza total, no te quepa duda. Variadas son las formas de prostituirse las pseudoconciencias.

      Eliminar
  2. El Barça es una empresa como cualquier otra, aunque muchos de sus socios piensen que es la selección catalana. Se pueden aliar con un jeque machista y dictatorial con tal de hacer dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tener corruptos, como cualquier empresa, y aliarse con una cierta política e importarle un rábano las miserias de otros seres. Al fin y al cabo es una empresa benéfica y con fin social, ¿no? Como otros clubs, naturalmente. Deporte = Dinero. Empresas, sí. Consumidores, también. Al mejor postor.

      Eliminar
  3. Y yo que quería ser tangencial con lo del Barça, oigan. Mi denuncia fundamental iba hacia Qatar, pero todo anda tan globalizado, tan ligado, tan liado...

    ResponderEliminar