La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 15 de enero de 2016

Desnudeces. Ajenación



En medio -o delante o detrás o a través- de tanta decrepitud y abandono, cunde el renacimiento. Aunque sea en las vidas ajenas. Con diferente rostro y lenguaje, con otro dolor y superación, con distinta resistencia. Zanjadas unas funciones, crecen las nuevas a sus pies. 



18 comentarios:

  1. Mala hierba nunca muere. M'agrada molt el que veus en aquesta imatge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre hierba, no la llames mala, mujer. Simplemente sabe ocupar los espacios de ausencia y el vacío de los hombres.

      Eliminar
    2. Esa modesta plantita me merece más respeto que los jardines de Versalles, pues su esforzada supervivencia en un entorno hostil nos muestra en todo su esplendor la pujanza de la vida en medio de tanta insensatez y destrucción.

      Eliminar
    3. Esa plantita es de una dignidad superior. Vivirá la vida efímera que viva, no exige gasto al municipio, adorna una puerta horrorosa y desvencijada de un edificio deshabitado (puerta que no desprecio no obstante, además yo la vi con su actividad y prestación hace muchas décadas), no molesta el medio con la ocupación de espacio (algo que los coches, los ciclistas por las aceras, los de los patinetes y los que llevan perros a pares para exhibición de su impotencia joden a todas horas porque esta sociedad se ha vuelto imbécil en cuatro días) y absorbe la porción mínima que sea del monóxido contaminante...Luego es una planta de una dignidad en su insignificancia que yo admiro. Hay muchas así. Sin ser Versalles ni el Campo Grande.

      Eliminar
  2. Solemos caer en la soberbia de que después de nosotros viene el caos. A lo mejor somos nosotros el caos y el renacimiento que venga nos ordena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, ¿pero tenías alguna duda? Aunque la especie faltara los espacios que una vez habitamos serían ocupados por otras especies. Sospecho.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Por eso mismo es tan importante reclamarnos de la desnudez. Para renacer.

      Bienvenida a este margen.

      Eliminar
  4. Crecen en un humus fertilizador.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cultura humana no es lo único fértil como pretende la obcecada soberbia que va generando vacíos.

      Eliminar
  5. Hoy convivían en el tiempo el almendro en flor y la primera nevada; todo es ciclo, un caminar continuo hacía la ceniza, unos pasos lejanos hacia la luz de la amanecida. Feliz jornada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ciclos y nosotros como círculos concéntricos unas veces, como líneas paralelas otras, como espiral vertiginosa las más, siendo engullidos por pasos antaño lejanos que se van aproximando.

      Eliminar
  6. La vida se percibe a sí misma a través de cada impulso, si es creador mejor, se RE-conoce en cada manifestación de energía y se crece. Solo decrecerá cuando deje de ser vehiculo útil para la transmisión de fuerza manifestada a través del movimiento.
    Ufff, qué pensamiento tan mecanicista. Jajj pura proyección de mi presente, bueno y dispuesto a persistir en eso de manifestar y preservar la vitalidad funcional, algo que ahora valoro más que antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida no necesita pensarse para ser vida, pienso.

      Eliminar
  7. Percibirse es sentirse, algo lejano del pensamiento tal y como es considerado, me parece. Algo sentirá el vegetal, aunque no sea consciente de serlo. Esas transformaciones se aprecian bajo lente científica, me parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el pensamiento razonable tiene lugar para comprender, respetar y generar aliciente de las vidas interiores el pensamiento cumple su función armónica. Todas las especies sienten, pero en su mundo de sensaciones, que no es el nuestro.

      Eliminar
  8. En fin, solo he experimentado con plantas y animales domésticos pero lo cierto es que me ha parecido observar ciertas interacciones armónicas a un nivel en absoluto racional que resultan muy satisfactorias. Proyección, quizás, pero ha ocurrido a lo largo de p mi existencia y mira que practico la observación analítica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás cuando experimentes con plantas y animales que denominamos salvajes, el subidón te va a trasladar, jaj.

      Eliminar