La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







martes, 8 de diciembre de 2015

Lo mejor del debate




A estos no les superan ni los cool, ni los modernos, ni los guay, ni los hipster, ni los crack, ni los corruptos, ni los aprendices de brujo, ni los carapintadas. Están magníficos en cada una de sus intervenciones y, en lugar de prometer cosas irrisorias y falsas, nos conceden bienestar emocional y garantizan relajación física. No como los figuras de ciertas tribus del Gran Circo Ibérico, que quieren hacernos creer que son diferentes y, lejos de aliviarnos, estomagan. Para mí lo mejor del anunciado show al que llamaron debate fue aprovechar mi tiempo para ver de nuevo un par de películas de estos verdaderos fenómenos del cambio. Los que salgan elegidos en el show electoral no les llegarán a la suela de los zapatos a estos magos del humor sincero.



22 comentarios:

  1. ¡Ni un solo borracho en el debate que dijera la verdad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni locos ni niños, y además, según cuentan ahora algunos y leo en prensa, no debieron tocar temas importantes. Cuando no les interesa mojarse...malo.

      Eliminar
  2. Es curioso cómo las normas de la corrección mediática masiva igualan a los contendientes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero los contendientes no están interesados en desmarcarse de la corrección mediática. Están más pendientes de quedar bien con ésta que con los planteamientos propios y con la respuesta que se deben a la ciudadanía. Espectáculo.

      Eliminar
  3. Pues debo ser muy tonta. Lo vi todo.
    De todas formas los cuatro de la foto también tenían lo suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noite, nadie te llama tonta. Por no ver tal debate yo no me considero ni más listo ni más perfecto ni más sabio que ellos (suponiendo que estos tengan algo de esas características,naturalmente) Lo mío es que soy un hombre de poca fe...Y visto lo visto uno opta por la ironía y la carcajada auténtica que los del debate no le producen.

      Eliminar
    2. No, no. Tonta me llamo yo. Ahora parece que casi nadie vio el debate.
      La fórmula era encorsetada y los actores muy tiesos y con miedo. El mejor, Pablo.

      Eliminar
    3. No sólo era la fórmula, además de que hubo marginación de otras formaciones con representación parlamentaria, pero ya se sabe que las voces de los amos (mass media) mandan. Y estos políticos de corsé se prestan a lo orquestado.

      Ah, sé de un tal Pablo o Saulo o algo así que dice la leyenda que se cayó de un caballo y luego la lió parda fundamentando más una Iglesia perdurable. Esto debe ir de fe. Pero algunos no pasamos por el aro, que vamos ya de encanecidos.

      Eliminar
  4. Yo creo que deberíamos eliminar la primera parte de la parte contratante de la segunda parte...¿ a ud qué le parece ?...
    Y ya que estamos...¿ podríamos eliminar también la segunda parte de la parte contratante de la segunda parte ?...¿está de acuerdo ?...Bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, al final quedaremos todos reducidos al efecto de la cláusula de la parte contratante de la última parte...O como decía la genial mandataria aquella: nos conducirán a todos a lo diferido. Que como dice Francesc, hermano, nos lo quitarán todo.

      Eliminar
  5. Bien hecho, los Marx nunca defraudan, solo por eso ya merecen que se les vote una y otra vez. Yo sí que lo vi y te aseguro que tuvo sus momentos de diversión a pesar del panorama tan triste que dibujan las encuestas. Supongo que ya te lo han contado pero ganó el Coletas, perdió la de los apellidos S.S., y a los otros dos que cada uno los coloque como pueda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, uno puede ir a ver ese debate pensando en la diversión, pero hay que tener mucho retruécano para soportar a unos que van de líderes buscando solo la parte cómica y el gag. Debe ser que soy de la vieja escuela, tengo callos abundantes y mi último rincón del alma rebelde me pide menos tontería y más autenticidad. Peras al olmo, supongo.

      Eliminar
  6. Huyyy se me pasó!!!!!, claro que de todos modos tampoco perdería el tiempo con lo divertido que lo paso embarrada en cosecha propia. Veo poca T.V. en todo caso la 2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si supongo que la cadena que ofreció esa carnaza te lo pondrá de nuevo en diferido...Estás a tiempo de proporcionarte el capricho, hermana.

      Eliminar
    2. Jaaajjjj, ni loca de atar, que el tiempo ahora es mas oro que nunca! Es un decir lo del oro, que para mi tampoco tuvo ni tiene valor. El problema de mi existencia siempre radicó en sentirme ajena a mi especie.
      Debieron haberme nacido rábano, p.e.

      Eliminar
    3. Incluso es muy sano utilizar el tiempo para descreer, que bastantes tonterías nos metieron en nuestros años mozos, ¿verdad?

      Eliminar
    4. Si, pero fuimos víctimas de nuestra circunstancias, como cada quien de las suyas, y afortunados por reconocerlo e intentar reconducir el pensamiento anquilosado. No todos lo consiguen, muchos pobres se quedan como "colgados" en el tiempo y no se enteran. Una pena.

      Eliminar
    5. De acuerdo totalmente. Pero ese repensar nuestros pros y contras es muy ilustrativo para nosotros mismos y para trasladar, si se da el caso, puntos de vista a otros (y si estos los quieren admitir es harina de otro costal)

      Eliminar
  7. mi querido Fackel, si no fuese dramático también me reiría
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que está entrando todo el mundo al trapo. Se ha marginado de los debates a formaciones políticas que tienen actualmente representación (pesa más lo mediático que la legalidad del momento) y el zorro esperando que las gallinas se espanten entre ellas para entrar a saco. Ya ves el panorama.

      Eliminar