La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 7 de noviembre de 2015

Somnia (Intercambio)















Iba andando a través de una arboleda y a medio camino un paseante de aspecto lánguido se sitúa a mi lado y me propone cambiar mi edad por la suya. No entiendo que siendo él bastante más joven que yo pretenda semejante locura y se lo digo. Pero él se obstina y me responde que está cansado de no entender nada y que quiere ver cuanto antes el mundo con ojos de anciano. Yo trato de que desista de su intención, aseverando que nunca se acaban de entender las cosas, pero el joven me implora vergonzosamente. Me estoy consumiendo en mi propia ignorancia, llega a gritar fuera de sí y me zarandea. Me despierto sobresaltado en el momento en que nos disponemos al intercambio. Siento el cuerpo fresco y ágil como pocas veces lo he percibido a la hora del alba.



(Fotografía de Lee Jeffries)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada