La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 28 de octubre de 2015

Somnia (Soga)











Una soga gruesa se deslizaba de habitación en habitación, ascendía por las escaleras y penetraba en el sotabanco, sin que nadie acertara a encontrar el cabo del principio y mucho menos el del final.


(Fotografía de Andreas Heumann)

7 comentarios:

  1. Como la vida misma ... desconocemos de donde y a donde.
    ¿Ley de vida? o que nos gusta comernos el tarro ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ley de la condición, obviamente, con sus márgenes de conocimiento y de confusión.

      Eliminar
    2. Qué va, simplemente la inercia de la travesía.

      Eliminar
  2. Pues para dejarte llevar lo planteas de puta madre hummm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiera uno o no quiera, hay una inercia: biológica, cultural, etc. Inercia no necesariamente significa destino.

      Eliminar
    2. Inercia y destino es algo así como los hemisferios para una mujer como yo.
      Es hora de retirarme ... con vuestro permiso caballero Night

      Eliminar