La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 3 de julio de 2015

Amordazamiento (tres)






















El espacio en blanco no es que sea blanco sino que está en blanco. No se quiere que el espacio tenga color. Los mediocres, que pretenden decidir sobre espacios y vidas, no saben pintar, ni admiran la belleza de los colores, ni reconocen que los colores van a expandirse y buscarán otros recursos para hacerlo. Los mediocres no tienen la alegría de los artistas ni saben valorar a los artistas ni permiten que los artistas expandan colores y tracen formas por doquier. 

El espacio en negro no es que sea negro sino que se trata de una falsa ocupación del vacío. El vacío intenta trasuntarse constantemente en este mundo y, como tampoco se reconoce en la alegría de los colores ni de los artistas ni de la naturaleza y su inercia, cree construir un color, y manipula el negro, si bien lo que pretende es la anulación y el desamparo de los demás colores. Es la apariencia de lo negro. Los mediocres no se llenan de contento como la gente sincera y sencilla que admira y se divierte con el trabajo de los artistas.

El damero es la visión falseada que les gustaría perpetuar a los mediocres. O todo blanco o todo negro, aun no siendo colores en sí, sino defectos. O todo carencia o todo oscuridad. Una alternancia irreal. Negando el florecimiento y la ocupación de los demás colores creen que así preservan sus mentes carentes de creatividad y de alegría. Pero sus mentes son sus intereses, donde los colores perecen. 



(Cuadro de Malevich)



6 comentarios:

  1. Yo estoy en blanco y tu blog está lleno de color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces yo también juego solo en casillas de damero, Azzul.

      Eliminar
  2. Una verdadera pena que sean los mediocres los que acaban imponiendo su (no)criterio.

    Un saludo Kackel, feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen medios, recursos, bagaje, sistema y armaas suficientes para imponerlo siempre. Lo que nunca entenderé que muchos que no conceptuábamos como mediocres acaben siendo tales en cuanto se meten en la cocina del sistema.

      Feliz fin de semana, eRRe.

      Eliminar
  3. Yo pintaría el mundo de vivos colores. Solo el cine me gusta en blanco y negro.

    Nos falta capacidad de diálogo; por eso se gobierna en negro o en blanco; o en blanco y negro.

    Me gustó la agudeza con que dibujaste ese tablero.

    Saludos de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, a mí también el cine en blanco y negro. Vibro todavía cuando veo películas cine negro.

      Es obvio que el diálogo quiebra, incluso entre quienes lo han frecuentado, pero siempre hay leyes, intereses y decisiones terribles que traiciona el diálogo. A veces se recurre a subterfugios. ¿No lo estamos viendo ya en un partido reciente que ya una parte de la cúpula quiere que las cosas salgan como ella quiere y ya maniobran en esa dirección? Por ejemplo.

      Esperemos conquistar los colores, no podríamos vivir sin ellos, aunque las circunstancias tiendan casi siempre a lo oscuro. Un abrazo.

      Eliminar