.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 16 de agosto de 2014

Puente (entre especies)




























Pues sí, si como decía Platón, que dicen los viñetistas Asier y Javier, "muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia", debería imponerse mucho más el humor. El humor tiene buena y mala fama. Buena, porque desaloja la tensión  de un golpe de sonrisa o de carcajada, y eso es beneficioso para la salud del individuo o de un grupo. Mala porque a veces tiene muy mala leche y hay gente que no sabe digerir la crítica y conlleva problemas...para el autor de la gracia. También es equívoco su uso. Se separa tajantemente el tiempo de humor del tiempo de obligaciones. Se le encajona en el espacio del ocio hasta un cierto límite y luego vuelta a la gravedad adusta y jodida de compromisos, acatamientos, roces y choques múltiples en la vida cotidiana. ¿Que todos tenemos sentido del humor? Sin duda, pero ¿todos convertimos el humor en conducta paralela sin renunciar a otras insensateces que se disfrazan de sensatas? Claro que no. Sin embargo, y aunque el mundo esté revuelto, para muchos dramáticamente revuelto, y saque pocas sonrisas, no hay humor más sencillo que aquella actitud que distraiga la agresión. Una leve ironía ya es una buena defensa. Un relajamiento del tono de la voz supone algo aún superior. Una reflexión que relativice lo que nos ponen tan oscuro o que nos imponen con tanta contundencia, incluso violencia, es una puerta abierta a un campo diferente. Una expresión o una viñeta o un artículo cargado de jovialidad crea un espacio neutral donde es posible cierta armonía, acaso un reencuentro y puede que añadir un adoquín más en el suelo utópico de una paz deseable. Por eso me gusta ver sentido del humor en las manifestaciones, esas sátiras de carteles humorísticos, esos gritos novedosos y divertidos, porque el humor no está reñido con la autodefensa y la reivindicación, sino todo lo contrario. Por cierto, el que esto escribe tiene bastante humor, pero no lo profesa lo suficiente. En fin, que espero que el diálogo de los primates quede desvalorizado algún día. El ejemplo del comportamiento humano no debe calumniar por más tiempo a esas nobles especies.



( http://asieryjavier.com/ )


11 comentarios:

  1. Gracias, Loam, por ponerme en la pista de ese diálogo platónico entre primates.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Asier y Javier, y a ti, Fackel, por tan espléndida como oportuna reflexión.

      Salud!

      Eliminar
    2. Es que este tipo de trabajos de contenido profundo y clarividente hay que darlo a conocer, que no todo va a ser ideología de palo con método antiguo o deseos difusos vía twitter que elevan a en dos días a quienes invaden el show cibernético.

      Eliminar
  2. La trascendencia se suele re rebozar en humor por motivos tan diversos como los expuestos, o como el paraguas de Mary Poppins, o como imaginación, para sobrellevar tanta .......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hay humor, no hay trascendencia. Y ésta se revela como una patochada, ya estoy harto de oír hablar de transcendencias a los clérigos de todo calibre.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ya veo que da el do...de pecho, jaj.

      Eliminar
  4. Pese a lo que se suele decir, no muchos saben aceptar el humor. Hace poco y debido a un chistecito que republiqué, hubo alguien -quien me conoce en persona- que interpretó mal un "jaja" (literal) que dejé en un comentario y hasta tuve que pedirle disculpas!...desde ya que ahora en más sé que esa persona no entiende de ironías ni comparte mi punto de vista en el humor!
    =(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que bajo la personalidad de muchos de los que tenemos cercanos se ocultan modos y maneras que suelen controlar, pero siempre hay algo, un pequeño detalle que les coge con las defensas mentales bajas e interpretan las cosas como no son. Mi opinión al respecto, según voy evolucionando, es que cuando no captamos bien algo es mejor relajarse y olvidarlo lo antes posible, para que no se enquiste. Un mal entendimiento, y más si es por causas de enfoque, puede dar lugar no ya a discrepancias, que hay que contar con ellas, sino con enconos, separaciones, alejamientos y vete a saber si incluso odios...

      Eliminar
    2. Pero ojo, no siempre lo logro, trato de intentarlo...

      Eliminar