.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







martes, 19 de agosto de 2014

19 de agosto del año de la ignominia







Si muero,
dejad el balcón abierto.

El niño come naranjas.
(Desde mi balcón lo veo.)

El segador siega el trigo.
(Desde mi balcón lo siento.)

¡Si muero,
dejad el balcón abierto!







...abierto permanece, Federico.





4 comentarios:

  1. Yo denuncio la conjura
    de estas desiertas oficinas
    que no radian las agonías,
    que borran los programas de la selva.

    FGL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hoy viviera, el poeta tendría en cuenta nuestro entorno, sin referirse solo a New York, supongo.

      Eliminar

  2. Dicen que la poesía es la expresión del alma.
    Yo saludo a Federico, desde el balcón de enfrente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos varios los que lo hacemos. Gracias, Josep.

      Eliminar