.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 2 de junio de 2014

Imaginario, 69.



Volvía de la guerra y no reconocía a su propia mujer por la calle cuando ésta salía a su encuentro. Ella le daba pistas, le hablaba con solicitud comprensiva al principio, le apremiaba después. Me confunde con otro, no sé quién es usted, respondía el hombre sin memoria para desfallecimiento de la esposa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada