.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 30 de mayo de 2014

Imaginario, 64.




Era acercarme a la mujer desde atrás, poner con cautela mis manos sobre sus hombros y hacerse el silencio. Ella giraba su rostro despacio y esbozaba una sonrisa, como si no fuera una desconocida.



1 comentario:

  1. Imprevisto y enigmático final, que me deja pensando.

    ResponderEliminar