.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 31 de mayo de 2014






4 comentarios:

  1. Muy ingeniosa imagen, si señor, con su permiso la adopto para mi orfanato de imágenes de ascendencia desconocida, por mi, evidentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vía libre. Sobre instrumentación no hay límites.

      Eliminar
  2. Perspectiva estroboscópica-musical, ¿me equivoco?
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo claro si el término debe aplicarse, pero a mí me fascinó siempre el efecto doble de la concavidad y convexidad del instrumento. Cuando me pilla a mano una banda me meto por medio para tratar de lograr que ese bruñido que para sí quisiera una patena me devuelva imágenes distorsionadas. Ya te digo que es una vieja manía cuya fascinación me pierde.

      Eliminar