.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 26 de mayo de 2014

Imaginario, 56.




Sujetaba la calavera por la mandíbula con una mano y pasaba los dedos de la otra sobre el desierto del cráneo, cuyo nombre era plural. Pero su voz era ausencia.




2 comentarios:

  1. E inmediatamente la metafísica del "ser o no ser "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Materialismo puro y duro, más bien.

      Eliminar