.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 5 de mayo de 2014

Imaginario, 23.



¿Cuántos éramos? ¿Cuatro, seis? Iba cayendo la tarde y aún había que atravesar un campo de ortigas. A uno se le ocurre decir que si no respiras no te pican. Contenemos la respiración entre risas, pero las ortigas no se acaban nunca y los pulmones no dan más de sí. En la desbandada, caigo por el ribazo que da al río. Una voz que no sé de dónde sale clama: ¡las aguas son negras!




14 comentarios:

  1. Una excursión perfecta, vamos.
    Contenerse el dolor de Ortigas o deslizarse en la desbandada a las aguas negras, suena al famoso ejemplo de Schopenhauer sbre la sociabilidad humana como una manada de erizos en una cruda noche invernal. si se acercan demasiado en busca de calor se hieren incluso mortalmente y si se disgregan significa congelación definitiva, así es que deben encontrar la dosis internedia de dolor y calor para sobrevivir.
    Aunque resulta curioso que las aguas resulten negras solo desde una voz en off y no por propia constatación.
    Saludos patafísicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la propia comprobación puede venir a posteriori...tras la caída con todas sus consecuencias.

      Eliminar
  2. Se dice que la picadura de ortigas resulta positiva en casos de artrosis
    O sería su infusión? Porca miseria,
    ..he de comprobar lo segundo que de escozores ya vamos servidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres titulada en masoquismo por la Teconológica de Massachussets y tienes un master de la Complutense en Automartirización, prueba a elaborar el preparado a pelo,hermana. Luego me lo cuentas.

      Eliminar
    2. Cuando compre la casa en la aldea asturiana se hallaba inmersa en un ortigal. Fui arrancando rama a rams, incluiidas raíces y las fui sustituyendo por margaritas autóctonas. Es decir se inició una guerra territorial entre unas y otras. Recuerda que también fui aldeana con las manos hundidas en la tierra. Duró dicha batalla más de 10 años.
      Lo de no respirar funciona al arrancar una sola ramITA, pero no en el ortigal desarrollado.

      Eliminar
    3. Te creo, incluso me aportas un dato, cuya veracidad no voy a comprobar por si las moscas, así que no te mosquees. Se ve que entonces estabas repleta de eso que los esotéricos llaman positividad, pero a mí me da mucha pena que sustituyeras las ortigas, aunque ya sé que los cánones de la belleza ad hoc piden más margaritas que la hierba picante, jaj.

      Eliminar
  3. Esta conversación promete...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...se desvía peligrosamente del sentido original, pero es que MJ es de un energético que siega el suelo bajo nuestros pies (con bondad, eso sí)

      Eliminar
    2. Ayyy hermano, si vos supierais cuan frágil es mi naturaleza, de todos modos se agradece el buen talante.

      Eliminar
    3. Vamos, vamos, la fragilidad es un don (otra cosa es cómo se utilice)

      Eliminar
  4. A las ortigas solo hay que saber cogerlas para que no "pinchen", no provoquen la urticaria...y son tan beneficiosas para las plagas... Yo suelo bendecir que aparezcan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene bien para paliar mi ignorancia sobre las plantas. Me quedé solamente con los efectos de una clase pero nunca comprobé los positivos, qué se le va a hacer. ¿Bendecir? No creo que clérigo alguno osase bendecir con un ramo de ortigas, pero no estaría mal que pusieran el otro moflete.

      Eliminar
    2. Tú biendices siempre y no eres ningún clérigo ;)
      No solo bendicen los curas, jolín!...:)))

      Eliminar
    3. Está por determinar qué parte de mis "bendiciones" son de ortigas o de rosas, jej.

      Eliminar