.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 25 de abril de 2014

Imaginario, 12.



En un claro de aquel hayedo se presenta una mujer joven ante mí y me espeta: soy la hija de un amor anterior tuyo. En mi perplejidad yo le respondo ingenuamente: ¿cómo puedes saberlo? Ella me dice que había visto cómo me entregaba a su madre muchos años atrás.



4 comentarios:

  1. Te juro que no es mi intención.

    ResponderEliminar
  2. Probaste a alinear la imagen interior de todos tus amores a lo. largo de tu vida/consciencia y transformar su denominador común (o su falta del mismo) en una imagen????
    Resulta, cuanto menos curioso y muy entretenido.....y "larga", vaya si larga!!! 😊

    ResponderEliminar