.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 24 de abril de 2014

Imaginario, 11.




El lecho del río estaba repleto de caballos muertos. Decidíamos ir a bañarnos a otro río en el que no hubiera tanta muerte.



4 comentarios:

  1. O al menos peces vivos...
    Inquietante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que rompe el orden establecido, incluso el de la mirada cotidiana es inquietante, sí.

      Eliminar