.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 15 de enero de 2014

Prospecto


















Características. Gamonal es un potente compuesto colectivo que tiene efectos antiinflamatorios sobre la política nociva aplicada por los diferentes órganos de la tiranía del poder. Se recomienda para terapias que detengan la acción tumoral de los gobiernos y de los altos intereses privados que perturban y en muchos casos destrozan la salud pública. Por sus severas propiedades vigilantes ataca a los gérmenes especulativos. Pone en guardia contra cualquier síntoma de corrupción. Combate especialmente la fiebre inmobiliaria y de obras públicas que buscan dar negocio al amigote del que manda. Mantiene a raya las intoxicaciones mediáticas. Sustrae la acción letal de las bacterias oligarchia coli y de los patógenos genovensis. Activa las energías de los diversos estamentos y gremios intoxicados y maltrechos por los recortes y los despidos. Por su alto contenido higiénico pone freno al mal de la soberbia de los políticos autoritarios en vigor. Detiene el proceso de hundimiento moral. Facilita el desarrollo de las iniciativas populares (populares de pueblo, no de PP) Es así mismo un eficiente antivirus que protege la dignidad y mantiene vivos los derechos. Actúa igualmente como un expectorante que aligera la mucosidad de la apatía y el desinterés. Por el importante depósito de vitamina humana refuerza el tejido social. Gracias a sus especiales características de tesón y ejercicio responsable dispone de una acción de amplio espectro para saber quién está con la gente y quién contra ella. Desaloja a los oportunistas que suelen interferir en los procesos de curación. Y sobre todo nutre las esperanzas de que otra sociedad es posible, si bien se recomienda un tratamiento vigilante y de larga duración. Tómese sin dudarlo ante el menor indicio de corrupción en el cuerpo social. Las dosis deben administrarse dependiendo del grado de afección. No se han detectado de momento contraindicaciones.




20 comentarios:

  1. Buen medicamento, sí señor y muy creativo el prospecto.
    me han emocionan sus potentes ganas de luchar contra una enfermedad que parece haberse hecho fuerte transformándose en pandemia.
    Un saludo
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo de Gamonal, Burgos y sus vecinos es un buen tratamiento preventivo. Tal vez se extienda el medicamento, pero hace falta siempre un diagnóstico certero. Gracias, Irene.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Aprovéchese antes de que se prohíba su "venta".

      Eliminar
  3. Ahora que acaban de inventarse otra gripe,estos laboratorios no paran, la cuestión es acojonar y vender.
    Pues este medicamento de buen seguro curaría todas las enfermedades, porque no lo dudes, la mayoría son psicosomáticas, primero afectan la moral, después el orgullo, derrotan la dignidad y al final te joden la vida. Así que automedicarse, y sin prescripción médica.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en diálogo con el propio cuerpo (social) Siempre.

      Eliminar
  4. Una ventana a la esperanza. Todos estamos enfermos: a ver si despertamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ventanal u ojo de buey, lo importante es que entre la luz.

      Eliminar
  5. Las obras no las ha parado el alcalde de Gamonal, ...HA SIDO EL PUEBLO.
    un abrazo
    Tula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, pero ojo, que la autoridad lo único que está haciendo es tomando carrerilla. Se juega en la protesta su carrerilla futura y el patrón Méndez Poco el negocio. En Burgos todos saben que este señor se lleva las obras enteras. ¿Por qué será? Búsquese su currículo, búsquese.

      Eliminar
  6. Esta sociedad no sabe a donde va, nadie tiene el control, debemos parar la máquina y ver lo que está mal y reiniciar,VIVIMOS EN UNA LOCURA.
    Tula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez la actitud de los vecinos, además de honesta y consecuente, es muy lúcida. Se ha silenciado durante décadas la labor del movimiento ciudadano -los mismos del PSOE trataron de vaciarlo en sus tiempos iniciales de gobierno, el PP ha preferido ignorarlo el máximo posible- pero hay mucha más gente reinvindicadora de lo que nos pensamos. Han ejercido tradicionalmente un seguimiento y control sobre las barbaridades urbanísticas que ya quisieran ciertos partidos.

      Eliminar
  7. Ay Fackel!,
    Pero cómo está el patio. Un día de estos va a llegar un Túnez y saldrán los representantes políticos, de todas las tendencias, hasta Lara, pidiendo a la ciudadanía un poco de cordura cuando ellos no la han tenido. Es un asco, ¡gentúza!, como decía (con entonación) el jefe de la oficina de Camera café.
    Lo más ridículo es ahora el rifirrafe entre la Delegada del Gobierno y la Alcaldesa de Madrid. Ahora tenemos que aguantar sus luchas políticas, creo que nos pierden el respeto a todos.
    Por cierto, este medicamento antiinflamatorio, poniendo a raya esas bacterias tan curiosas, me interesa. Lo tendré muy presente en mi botiquín y lo trasladaré a todos mis conocidos, muchas gracias.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están conchabadas, una va de buena y otra de mala, dos polos, siempre lo mismo, la conciencia no aparece de un día a otro, bueno sí a S. Pablo que cayó del caballo….
      Tula

      Eliminar
    2. Bara, ese compuesto humano no se aprecia todos los días, pero sí que se hace en el tejido social, más de lo que nos creemos. Son también formas de hacer política participativa, no solo politiquería y componendas como otros.

      Lo del rifirrafe, por mí que se traigan todas las disputas de patio de vecindad que quieran, y que escondan a la infanta, y etc. Que queden en evidencia todos los nefastos.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Tula, vete a saber si lo de la conciencia tuvo que ver en lo de Saulo o una buena cogorza, que de las huestes de Roma era, según dicen, ¿no?

      Eliminar
  8. ¡Compro, compro! El único problema va a ser que pase por la Aduana...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay aduana si derribamos las fronteras, las interiores y las ajenas. Saludo.

      Eliminar
  9. Ya era hora de que apareciese un medicamento tan útil. Parece que le ha salido competencia a la receta popular de envolverse en una manta, con las orejas bien tapadas, y a esperar a ver si pasa. Menos mal, es un pequeño rayo de luz en el sombrío panorama que tenemos.

    Un abrazo Fackel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no sea retirado por demasiado audaz y contundente. O estamos demasiado optimistas. ¿Se ampliará el mercado de estos productos higiénicos y oxigenantes? Sigamos la pista. Un abrazo, Ana.

      Eliminar