.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 13 de enero de 2014

Diario del trece y lunes




Hacía tiempo que no veía una pancarta con tanta expresión de forma y de fondo. No, bajo el asfalto de Burgos no está la playa, como resultaba tan bonito repetir de repetir de repetir en un mes de primavera de 1968 que no era ni nuestro mes ni nuestra primavera ni nuestro año. Está la tierra dura que sostiene la dignidad de sus pobladores. El texto sintetiza el desdichado paradigma del partido que gobierna. Con el trasfondo siempre del negocio privado, se gobierna ignorando el diálogo, las necesidades colectivas y la tolerancia. Cuando un partido gobierna justificándose solamente por los votos obtenidos y enfrentándose a la sociedad vadea hacia el autoritarismo. Se ríen de los derechos y por esos innombrables no habríamos salido nunca del siglo XIX, tan funesto para este país. Los que sostienen la pancarta quieren ir hacia un siglo que ya no sea nunca más Pasado.




4 comentarios:

  1. Reto: encuentre una papelera en la Cañada de Hidum, no digamos ya otras instalaciones, en la Melilla sobrecargada de rotondas y rehabilitaciones del centro modernista,: o la farsa de la valla que separa a estos barrios de Marruecos. Por Said Hamad representante vecinal, en Cablemel.
    http://www.youtube.com/watch?v=KKo8F1By7jM

    Lo incluiré en la cabecera de la próxima entrada de mi blog. Entre las clases en que he puesto hoy parte del vídeo, en especial los grupos "malos" que acumulan el 80% de musulmanes y muchos viven en estos barrios, ha sido muy bien recibido. Conocí al contertulio con ocasión del 15-M, en este mismo canal y coincidimos bastante en casi todos los temas, en especial desigualdad e inmigración, y ya avisamos ambos de que la cosa iría a peor con la que se venía venir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué poco sabemos de Melilla! Para mí saber de una ciudad es saber de sus pobladores, sean cuales y como sean, ¿o hay también españoles de primera, de segunda y de tercera como en los ferrocarriles de antaño?

      Eliminar
  2. Amigo, no entiendo la ceguera de algunos españoles. No entiendo como puede haber gente que en nuestra era y después de tanto escarnio que aun crea en este partido, el de la becerrada.Son prepotentes hasta la saciedad, empedernidos ,pedantes y envalentonados. Me da asco verles con ese porte de superioridad, no saben que son empleados del pueblo y que el pueblo es quien manda. Que pena de los Zares de Rusia....se los comieron en época de hambruna .

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prepotentes, en la mejor tradición española, Gene. Los hijosdalgo, ¿qué crees que eran? Y la nobleza decadente y antipueblo no te cuento. En la película Casanova el director Fellini retrata muy bien a los comensales nobles españoles, muy bien. Patéticos y tristes hasta hartar. HIjos de la Contrarreforma, vamos, y de las propiedades de manos muertas.

      Pregunta del millón: ¿se caerán las vendas de muchos en las próximas? ¿preferirán la ceguera?

      Un abrazo.

      Eliminar