.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 18 de diciembre de 2013















Si no eres tiempo,
¿por qué es tan incesante
                                               tu voz?

Si no eres arroyo,
¿por qué ahogas en su reflejo
                                               el curso de tus días?

Si no eres nube,
¿por qué ese empeño en cubrir
                                               la luz que te alimenta?     




(Imagen de Chema López)



2 comentarios:

  1. Preguntas que permanecen, como el tiempo. Que fluyen como el arroyo. Que oscurecen el sol como la nube.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preguntas de nuestro tiempo, al que llamamos cotidianidad, donde lo subrepticio convive con lo que nos aboca a permanecer un día más en este lado de la laguna.

      Siempre tan sensible tú a la poesía, Francesc. Curioso terreno el de la poesía donde pueden hacerse todas las preguntas deseadas, avanzar todas las hipótesis posibles y obtener inseguras respuestas, eso sí, que nos consuelen aunque no nos expliquen.

      Salud y fuerza.

      Eliminar