.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 8 de noviembre de 2013

El picor
















...al principio fue un picor, un hormigueo nervioso que se ramificaba sobre los pliegues, luego el nacimiento de una mancha, un agujero opaco que al soplar desaparecía para, instantes después, mostrarse nuevamente para mi propio desconcierto, y cuantas veces soplaba otras tantas lograba que se borrase, mas una vez más, como si se tratara de una escritura sumergida, afloraba con su tinta negruzca, inquieta, azarante, y el picor se extendía como una rosa de los vientos sobre la palma de mi mano, y rascar no bastaba, y al insistir la piel pedía más, y las uñas despellejaban las partes más débiles, y entonces salían pequeños puntos de sangre que rápidamente eran cubiertos por aquella tinta extraña, y así tal parecía que la mancha creciera y olfateara las motas imperceptibles que emitía la piel al desollarla lentamente, y las uñas, recubiertas primero de una pátina granate también se cubrían acto seguido de aquel asfalto móvil, mientras los dedos, alocados, no sabían si expandirse o encogerse, y mi mirada permanecía fija y absorta en la mancha creciente, un chapón que caminaba sin sentido, deseoso de salir de los márgenes de la mano...





6 comentarios:

  1. Ha veces en forma de vómito, heces, sangre, bilis...las vísceras se transforman en evidentes hormigueos capaces de expresar el combustible mas intenso que mueve el cuerpo humano.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y porque estas muestras son visibles, las que no vemos pero sentimos en el interior de nuestros órganos deben ser la bomba, y luego pasa lo que pasa, como poco dispepsias, normalmente hastío.

      Eliminar
  2. ...y plasmarse en un papel gritando lo que hay dentro, lo que bulle. Suerte tenemos de ese picor, si quedase dentro sería insoportable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, insoportable es y por ello salta y quiere oxigenarse, para ello está hecha la palabra y si no, se hace, gracias Fedora.

      Eliminar
  3. Fantàstic. Seria bo que aquest tatuatge desconegut se't produís sense dolor, però la picor és molt irritant. ¿Pots arribar a dominar les línies i traços d'aquestes erupcions segons la teva voluntat? Seria millor dictar tu que no pas que et dictin...
    Salut sempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No és fàcil dominar aquests traços que adquireixen consistència i forma a l'exterior, en realitat s'està a mercè d'altres mons dins del món cos, sobretot quan arriba un moment en què no se sap què hi ha de les pròpies vísceres com a element independent o l'enverinament moral i informatiu massiu a que un ésser es veu sotmès dia a dia ... dur, eh?

      Salut, Olga, sempre, clar que si.

      Eliminar