La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 11 de octubre de 2013

Historia de Europa




De aquellos polvos (colonialismo e imperialismo de las naciones y nacionalismos europeos), estos lodos. Siempre pierden los mismos. También Europa olvida.

Por cierto, Lampedusa:

Coordenadas35°30′56″N 12°36′23″ECoordenadas: 35°30′56″N 12°36′23″E (mapa)



8 comentarios:

  1. Pues mire usted, Facjel, con todo lo pueda parecer de bruto lo que voy a decir, al menos esta pobre gente ha tenido féretro. Los de casa española, ni eso. (No me entienda los de casa en plan discriminatorio respecto a los africanos, sino como constatación del origen y localización de los muertos) Miserias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le / te entiendo perfectamente, Anónimo, y en absoluto me parece tu opinión una barbaridad. Tampoco se trata, lógicamente, de establecer comparaciones. La barbarie es barbarie sea cual sea su forma y contenido. Dos situaciones dramáticas, solo que la de los inmigrantes africanos es de ahora y se está a tiempo de reaccionar. Pero ¿quieren los europeos, y no solo las autoridades, que sea así?

      Saludo.

      Eliminar
  2. Amigo Fackel, la hipocresía de la Europa que fue colonialista primero, nacionalista intolerante después y que ahora insolidaria tiene que soportar la vergüenza de estos ataúdes alineados en un polideportivo de Lampedusa. Es una vergüenza.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ayer otro caso con montón de muertos...No es un tema solo de autoridad, sino de la sociedad europea en su conjunto. Las ideas del pasado, tanto religiosas reaccionarias como laicas de progreso, parecen estrellarse en algo elemental. Pero los europeos estamos pillados en nuestro ombligocentrismo por un jodido plato de lentejas, audi arriba o clío abajo.

      Eliminar
  3. Estas muertes seguramente solo sirvan para"amagar" aún más el cierre de las fronteras europeas.... al tiempo.
    Mientras descansan mis músculos aprovecho para visitar a los amigos. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, ya lo sabes, y para motivar a los fascistas. Mala salida el asunto. Descanse usted en paz...muscular. Bs.

      Eliminar
  4. Porque no los incineraron?
    Con el precio de cada ataúd comerían durante mucho tiempo los que quedaron vivos.
    Un escalofrío me recorre la médula ante tanta crueldad.

    Las guerras que provocamos nos envían sus muertos. Pesan menos que vivos y solo hay que simular remordimiento. Que ruindad de mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé responder ni me lo había planteado. Supongo que habrá tramitaciones legales y el término del precio no quiero ni darle vueltas. Pero también con frecuencia los humanos a los que les rodea la suerte hacen cosas muy determinadas. El mundo de la apariencia es enorme e hipócrita, claro. Lo que no han concedido, ni conceden, en vida a los desafortunados luego tienen que hacer la pamema de tratamientos mortuorios escasamente útiles. Ruindad de ruindades; que no nos toque muchas, ni como emisores ni como receptores.

      Eliminar