.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 18 de septiembre de 2013

El retorno de Ulises, contado por Rosa Navarro Durán




Espectacular y emocionante descripción del retorno de Ulises, a cargo de Rosa Navarro Durán, filóloga de la Universidad de Barcelona. No os la perdáis. Y por si no estaba aún claro el mito, prestad atención al mensaje de fondo. Y a la forma de relatar, que no le va a la zaga.





12 comentarios:

  1. En un día oscuro escucharla me ha levantado el ánimo, aunque solo sea por el entusiasmo que muestra en su dicurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, qué resumen de transmisión oral hace esta mujer de un relato clásico. Y cómo lo actualiza.

      Eliminar
  2. Extraordinario. Hay maestros que entusiasman. Los clásicos están vigentes porque nada ha cambiado, la condición humana es la misma hoy que hace más de 5000 años.
    Gracias por traer esta maravilla.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esencia de la condición humana se describió y actualizó hace siglos, no me cabe duda.

      Para mí ha sido un descubrimiento lo de esta filóloga. Salud, Francesc

      Eliminar
  3. si, es un gran mensaje en boca de una apasionada narradora, que da la impresión de ser de esas personas que tampoco se rinden fácilmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la red puedes buscar más cosas, sobre otros temas que trabajó. Una de las labores más impresionantes de Rosa Navarro Durán es que ha puesto nombre al autor de "El lazarillo de Tormes", que sería Alfonso de Valdés, hermano de Juan de Valdés.

      http://www.youtube.com/watch?v=szNg3h1jBEA

      http://www.youtube.com/watch?v=y84RAT7lMtM

      Eliminar
  4. Que le iba dando vueltas a su conferencia mientras conducía. Mi parte infantil y frágil así lo percibió, efectivamente resulta muy agradable y linda, desde el pto. de vista de la familia, el hombre y sus ancestros como centro y medida de todas las cosas, pero a mi modo de ver, siempre irónico, Ulises renunciaría a Calypso por diversas razones al margen de las familiares, que resultan las mas bonitas para el corazoncito de la "plebe".
    Repito, a mi modo de ver (y aquí entra de plano el noveno factor, el sagitariano, mi subjetividad pura y tristemente dura). Una razón podría ser la de un aburrimiento mortal por parte de Ulises, por muy perfecta que Calypso fuere. Lo repetitivo acaba aburriendo a las personas que disponen de más imaginación que su contrapartida.... y resulta tan difícil encontrar una contrapartida idonea a las personas con dotes imaginativas.... la que más tuviera siempre acabaría aburriendose soberanamente y largándose.
    La segunda razón para querer huir del lado de Calypso .... insisto en la cuestión del aburrimiento.... ser eterno debe resultar lo peor de todo, aburridísimo observar error tras error en todo lo que nos rodea, esperar avances para descubrir.... lo mismo de siempre. Agghhhh, NO. Habrán personas que lo puedan soportar, pero las vidas de estas no tendrían sentido alguno sin sus hábitos, no conciben la vida sin esas estrechas estructuras, aunque las revistan de todo tipo de teorías y tal... y lo conoces sobradamente. ¿Y sabes lo que representa un hábito para mi? Un aburrido cascarón, necesario a niveles exclusivamente prácticos, por eso de no perder el tiempo en nimiedades, ... y por desgracia la mayoría somos animalicos de costumbres y nos refugiamos en los HABITOS como condición de ser, o mejor dicho algunos los necesitan para sentir que son... y hasta los elevamos a los altares y tal con el nombre de tradición. Repito, algo isoportablente aburrido, lo conozco bien tras más un cuarto de siglo de experiencia al respecto,añadido a la parte que me toca por haber sido parida. Ya no más, que el tiempo y las fuerzas se van agotando y aún he de apurar la vida... a mi manera, no a la de los demás. Eso mismo debió ocurrirle a Ulysses, lo cuentan sus hechos.
    Ahora quizás entiendas mejor lo " aparentemente demenciadillo" de mi actual modo de vida, aunque a niveles económicos y sanitarios resulte una forma de vida de lo más loable una vez conocidas las causas que me hicieron adoptarla.

    Aquí tienes un vivo ejemplo de cómo funciona el FACTOR FUEGO en el signo de Sagitario, el más escapista de todos. El fuego cuando no le queda nada que quemar, desaparece. Así de terriblemente sencillo. Palabra de fuego, menos mal que la tierra me avala... pero solo en esta "reencarna... " , pero como no creo en las otras re-encarnas esas, pues res de res.

    Imagínate lo que puede significar nacer con esta condición implícita, ignorarla inicialmente, descubrirla paulatinamente y para más inri pertenecer al género contrario de lo que el fuego inspira. Seguramente de ahí surgieran ciertos arquetipos de la antiguedad harto conocidos. ... escrito desde Dianium.
    Los otros elementos funcionan de distinto modo, pero ese es otro rollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, veo que el tema ha activado y ocupado tu mente a lo ancho y lo largo. Y cómo vinculas alguna parte d tu experiencia personal al mito. Es magnífico, para eso sirve la literatura.

      Eliminar
  5. Creo que el nivel cultural de una persona se denota con la sencillez que explica las cosas. He tenido la impresión de que estaba contando la Odisea como para que hasta los niños la entendiese. Ha reducido un tomo de mil páginas a un folio, pero donde nada se escapa.
    En la inmortalidad pensaban ya los humanos antes de que el redimidor de pecados llegase con su varapalo para someter a la humanidad al peor de los dolores. La pérdida de identidad propia.
    La renuncia es buena porque siempre trae nuevos inicios. Ulises acepto la mortalidad, porque en ella está implícita la renovación de la vida, la oportunidad(eterna) de la continuación. Puede extraerse tanto jugo como se quiera de está bella metáfora.

    Precioso todo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me fascinó la primera vez que la oí. Sus dotes de resumen fiel y su proyección de encantamiento deberían cundir por doquier en nuestra sociedad, en lugar de las decrépitas e inimaginativas televisiones.

      También haces nuevas aportaciones para interpretarlo. Eso e smagnífico porque la función del mito (y sus variantes leyendas) es precisamente implicarnos a los humanos.

      Una abrazo.

      Eliminar