.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 26 de agosto de 2013

He tenido un sueño...




Esta noche he tenido un sueño...Escribe lo que te dé la gana, me decía una voz. Lejos de caer del camastro atónito, anonadado y abducido, y de postrarme a los pies de la voz y decir aquello de: Señor, Señora, dispón de mí, ordena lo que te plazca, soy tu humilde siervo...Lejos de sentir una revelación o de humillarme o de elevarme, me repetía a mí mismo en lo más hondo de la cápsula que me enajenaba, sin saber si estaba dormido, despierto o agonizante: naturalmente, naturalmente. 

Y he aquí que, una vez efectuadas las abluciones al uso para que nadie diga que huelo mal, me confirmo en que garabatearé sobre lo que me dé la gana, arriesgando error, sintiéndome extramuros unas veces, atontado otras. Una vez me enseñaron a leer y escribir y quiero devolverles el ciento por uno, aunque no me entiendan. Entonces me desperté y me di cuenta de que esta frase redicha también formaba parte del sueño. 

Y mira por dónde vi que babeaba. Me sentí honrado por ello. Era también como si volviera a balbucear.   



(Imagen fotográfica de Alex Howitt)


2 comentarios:

  1. Creo que te entiendo, de cuando en cuando tenemos que hacer limpieza por dentro y airearnos. Y pienso que renacemos cuando soñamos y somos capaces de descargar en un papel nuestros recuerdos y proyectar nuevos caminos. Hay tantas posibilidades, tantos desafíos, nada ni nadie debería limitar nuestras inquietudes.
    Te deseo un feliz martes, que la magia de tus anhelos, torbellinos de vida, te acompañe. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una interpretación bondadosa, digamos. Gracias, Ana.

      Eliminar