.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







jueves, 22 de agosto de 2013

En el principio fue...(tal fecha como hoy)

















Cómo pasa el tiempo, ¿verdad? Sería hipócrita si a ciertas alturas de la  vida uno dijera que no le importa el tiempo. Ese ente sumamente real cuando hay dolor o ficticio cuando solo se manifiesta el deseo nos acecha. Dicen que poder contarlo  -el tiempo y lo experimentado- no es poco. Me vale a medias el argumento. Es un recurso escaso y pobre, pero contundente. En el principio escribí, sin saber qué vendría detrás de ese Kraus vive. Desde luego lo que llegó poco tiene que ver con Kraus, salvo un cierto aguante y la repetición de la jaculatoria que es el lema del blog: la mitad del tiempo se la pasa resistiendo; la otra mitad indignándose. Me ha venido todos estos años como un guante. 

MARTES, AGOSTO 22, 2006


Kraus vive


Ésta no es una página sobre Karl Kraus ni sobre su obra, lo cual no quiere decir que no se le cite cuando apetezca. Todo es más sencillo. En junio ha hecho setenta años de su muerte, a causa de un atropello en una calle de Viena. Bien, un aniversario puede ser algo convencional, pero para este blog es sobre todo un homenaje. Y principalmente una excusa. 

Traer el nombre de Kraus a la Europa de 2006 no pretende sólo sacar del olvido a un hombre y a una obra satírica y literaria, hecho que por sí sólo merecería la pena. Es más interesante rescatar un espíritu, el de la crítica y el de la conciencia moral en el rigor de la palabra, como dice el profesor Francisco Fernández Buey. Tamaña tarea no es más que una modesta intención para este cuaderno. Tan modesta tan modesta que tomamos como lema uno de sus aforismos: "La mitad del tiempo se la pasa resistiendo, la otra mitad indignándose".

En este sentido, a partir de ahora, hablemos.
(Retrato de Karl Kraus por Oskar Kokoschka)





22 comentarios:

  1. Enhorabuena antorcha Karl. Siete años de asiduidad bloguera son toda una "fechoría". Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y un asombro para mí, emejota. Todo han sido satisfacciones. Hala. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Lo que llevo leído desde que sigo este blog ha sido y sigue siendo una mirada objetiva y abierta de la indignación y resistencia del tiempo que nos ha tocado a vivir.
    Otros tiempos han tenido las suyas y gracias a esa resistencia en todos se han conseguido dar pasos hacia adelante.
    La satisfacción Fackel, es nuestra.
    Gracias, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada bondadosa la tuya. Solamente matizar que esta aventura también me ha dado vuelos a la imaginación y al trato con múltiples blogueros de ninguno de los cuales puedo hablar mal, ni siquiera de los anónimos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. おめでとうございます Fackel (Omedetoo gozaimasu).
    Tus entradas siempre me aportan buenas cosas y, desde luego, aprendo, entonces soy feliz.
    Espero que sigas muchos años escribiendo y yo leyendo.
    Matta ne!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. おめでとうございます a ti también por aguantarme en esta red. Me sacas los colores, nunca he pretendido ni pretendo enseñar a nadie. Me muevo en unos límites pequeñitos, Bara.

      Mátà ne, un abrazo.

      Eliminar
  4. Me identifico con Krauss y contigo. ¿Que otra cosa se pide hacer sino indignarse y resistirse en estos tiempos ? Me gusta saberte ahi, desde hace tanto tiempo, somos lo que somos y nos encontramos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos lo que somos y en este camino -que es todo lo grande que deseemos que sea- nos encontramos, desde luego.

      Gracias y sigamos, Marcela.

      Eliminar
  5. Por muchos años más, Fackel!!! El tiempo, ese tirano impiadoso, a veces nos sorprende con la cosecha que nos regala luego de tan ardua y placentera siembra.

    Un abrazo y enhorabuena!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero necesitamos no obstante la impiedad del tiempo, con sus frecuencias y sus desgastes. Nos hace relativizar todo, caernos del burro, no creernos mucho y ser enormemente tolerantes, ¿a que sí?

      Un abrazo hasta tu rincón transoceánico.

      Eliminar
  6. Debe ser agotador dividir tu tiempo entre la resistencia y la indignación...pero me alegro que exista este blog. Me haces pensar siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez se trata de un acuerdo "inter pares", Fedora, jaj. Unas veces me agoto un poco y muchas me lo paso bien y me relaja. UN abrazo y gracias por tu presencia.

      Eliminar
  7. Hay que reconocer Fackel, que haces un trabajo que la sociedad debe agradecerte. Bienvenida tu Antorcha si sirve para que la violencia resultado de la frustración por tanta indignación, queda terapéuticamente atenuada, rebajando así la tensión que pudiera trasladarse a las calles.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se me había ocurrido, pero lo mío es puramente subjetivo, sin pretender un más allá. De todos modos no olvido nunca de dónde procede la tensión que pueda haber en las calles. Siempre de los mismos núcleos infames del poder. Lo siento. No me cabe duda.

      Eliminar
    2. Toda violencia social procede del Poder, incluso la que legítimamente "se le devuelve" y ejerce contra él.

      Salud!

      Eliminar
    3. El Poder reproduce violencia y sectores de la sociedad la aceptan y la reproducen. Más que devolver violencia al poder yo propondría anulársela. Pero los de abajo siempre están en desventaja.

      Eliminar
  8. El trabajo de adoctrinamiento por parte de asociaciones de índole anarquista se facilita mucho ejerciéndolo sobre individuos con natural atracción hacia la violencia, ya que éstos se sienten así legitimados para ejercerla. No hay nada que alegre más el día a un violento que tener una razón para hacer lo que más le gusta.
    Lo mismo podríamos decir de asociaciones fascistas. De jóvenes machos con poca capacidad crítica es de los que principalmente se nutren unas y otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted aplica un esquema muy rígido y esquemático, que igual puede valer para un roto que para un descosido. Hay otros "trabajos" de adoctrinamiento de las televisiones, de la publicidad, del querer y no poder que se expande como ideología del deseo frustrado, del consumo como objeto inalcanzable o que para alcanzarlo hay que dejarse el alma o prostituirse. De jóvenes machos que "maduran" como bestias está nuestra sociedad repleta, mire la violencia cpntra la mujer, por ejemplo.

      Eliminar
  9. Interpreta como rígido y esquemático lo que para mi es abordar sintéticamente la cuestión, de dirigirse a la raiz del asunto en concreto. Por otra parte en su respuesta encuentro que usted se dispersa por las ramas.
    No creo en un sistema o un estado prefecto. Sí Fackel, la publicidad capitalista, la cultura de consumo, la televisión etc... son muy malas. Pienso que determinado victimismo exacervado delata cierta neurosis.
    Decía Bossuet: "Dios se ríe de los hombres que se quejan de las consecuencias al mismo tiempo que eligen alegremente las causas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ganas me dan de interpelarle, pero me cansa. Abordar sistemáticamente algo ¿no es rígido? Dirigirse a la raíz...¿a qué raíz? Porque parece olvidar donde se genera la injusticia, el mal, la violencia. Yo tampoco creo, Anonimísimo, en la perfección de lo que generan los hombres. Y fuera de ellos no existe sino el amplio mundo natural que nos sigue sorprendiendo y del que debemos aprender siempre. Aunque no lo parezca, permita que le desmienta, no soy nada victimista, pero sí le reconozco un cierto grado de hartazgo, ¿me disculpa? Gracias por la cita de Bossuet, aunque yo soy más de Voltaire.

      Eliminar
  10. Perdone Fackel, digo sintéticamente, no sistemáticamente, aunque sospecho que eso no variará mucho su conclusión.
    Veo que tiene muy claro donde se genera la violencia. Tan claro que también sería cansado hacerle ver otro punto de vista fuera de su rígida visión. Hace muy bien en dirigirse a la naturaleza, adentrarse en ella y desde la distancia observar las cuestiones mundanas puede aclarar mucho las ideas. Pero cuidado donde se mete, tome ciertas precauciones. La naturaleza por igual te acoge como te aniquila.
    Voltaire está muy bien, y leer otras cosas con diferentes sensibilidades puede ser un buen complemento.

    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago el esfuerzo por ver todos los puntos de vista a mi alcance, Anónimo Anónimo, pero si usted considera cansado aportarme elementos es cosa suya. Mire que no percibo de usted elementos más claros que me saquen de mis errores, así que condenado me hallo a perecer en la heterodoxia y en las tinieblas exteriores. Por supuesto que la naturaleza acoge y, acaso sobre todo, acaba aniquilando, ¿no ve que la Humanidad misma, y el humano, es parte de ella? No se preocupe, no he dicho en ningún momento que lea solo a Voltaire, ¿o acaso usted solo lee a Bossuet? Pues andamos un poco anacrónicos ambos, ¿no?

      Eliminar