.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 27 de abril de 2013

Olvido





















Una parte de la humanidad olvida a la otra parte. Pero esta otra y última parte ¿olvidará llegado el momento a la primera? ¿O habrá ajuste de cuentas?





17 comentarios:

  1. Habrá guerra (ya la hay), dolor, sufrimiento y... cambios que propiciarán que todo siga igual
    ("Homo homini lupus"). Y, sin embargo, hay que luchar por conseguir un mundo más justo y sensato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya las hay, ya, bien dices. Pero la estrategia es cercar las guerras que nunca son ajenas como nos quieren hacer ver. Esto pinta cada vez peor. Pero bueno, como luego resulta que la emigración de jóvenes españoles es solo movilidad geográfica según el hatajo de canallas que cobran por desgobernar el Estado...

      Pobre lobo, qué insensatos Plauto y luego Hobbes eligiendo a tal animal para colgarle el sambenito de la innata maldad humana, ¿verdad?

      Eliminar
    2. Es cierto, ¿qué culpa tiene el lobo ni cualquier otro animal? En adelante seré más cuidadoso al utilizar ciertas sentencias. Gracias por tan acertada observación.

      Eliminar
    3. No era una corrección mía (yo caigo todos los días: que si el lobo, que si el perro, que si las bestias, que si los animales...¿por qué nos comparamos a peor con ellos?) sino que me gusta reflexionar coralmente. Nuestro ombligocentrismo hace que despreciemos a otras especies. No, y a la propia también. ¿Por qué todas esas expresiones que giran en torno a la "puta"? Hijosdeputa, qué putada, putón, etc. No, no voy de políticamente correcto, pero hace pensar las expresiones al uso. Claro que...¿por qué no introducir algo nuevo? Propongo:

      Banquero (en lugar de cabrón, o sea ves, el macho cabrío paga el pato) Hijo de banquero (en lugar de hijodeputa) Delincuente de gobierno. Etc. etc.

      Ay, ené. Un abrazo.

      Eliminar
    4. ¡Magnífica propuesta! (Hoy en día, es raro que quien señale un mal ofrezca a su vez el remedio). De modo que, me sumo a ella. He aquí mi modesta aportación inicial: ¡Gobernincuente!, ¡Bancadrón!... mola ¿no?

      besarkadak!

      Eliminar
    5. Gobernincuente, bancadrón...me encantan. Hay que generar vocabulario al respecto. Tienes tarea, y yo me aplicaré en la medida que pueda, pero veo que tus dotes son superiores. ¡Te tocó! Jo que si atrapa, ya lo creo.

      Claro que siempre queda la posibilidad de seguir usando el término "Banquero" pero concediéndole contenidos ajustados a su carácter delincuente.

      Eliminar
  2. Según... a quien interesen las cuentas, puede que a la mayoría. Excepciones haylas, como en todo, pero siempre minoría y no eterna, conviene tenerlo claro. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eufemismos y dudas aparte...¿hay millones que están jodidos o no? Y no les salva ni dios. Bss.

      Eliminar
    2. No, solo les salvaría su imaginación, su creatividad, su sentido del humor, pero no lo disponen de dichas herramientas, tan solo de las de imitación, y encima se creen especiales. Así anda el mundo, ¡qué fácil nos lo han puesto a algunos para renunciar al susodicho tan ricamente!

      Eliminar
    3. Perdón, sobra un "lo" sería: no disponen.

      Eliminar
    4. Me estoy refiriendo al mundo que conozco y desde luego no conozco a fondo el oriental.

      Eliminar
    5. ¿Renunciar al humor o al mundo, hermana? ¡Que renuncien los monstruos y los bribones!

      Eliminar
    6. El mundo oriental, sospecho, no lo conocemos ni en fondo ni en forma. Y siempre hay intermediarios, tanto para la información creíble como para la transmisión de filosofías. Todo vía los USA y análogos, ya sabes.

      Eliminar
  3. Estamos metidos hasta las cejas en este sistema que explota sin miramientos a la personas. Cuando compramos ropa, comida ... ignoramos como ha llegado hasta nosotros, aunque a veces lo intuimos pero es un instante de remordimiento, y proseguimos con nuestras vidas. Pocos se hacen eco del sufrimiento de los explotados bárbaramente, no gusta, y no solemos acordarnos de ellos, pero sí, como dices, seguro que ellos se acueran de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de cornudos toda esa gente son apaleados...al coste de sus propias vidas. Siguen siendo parias para Occidente y los caciques de su región.

      Eliminar
  4. Mejor ser optimistas y pensar, que las mayorias olvidadas, cuando dejen de serlo, tendran más sentido común y cambiaran las tristezas por sonrisas...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, más que optimismo eso es idealismo tradicional, M.Roser, algo que sería maravilloso pero sobre lo que tengo serias dudas. La gente de la India, Pakistán, Bangla Desh, Sri Lanka...tradicionalmente han tenido fama de calmada, sonriente, amable, generosa...parte de otro mundo menos competitivo. Aunque no santos, obviamente, que competencias y rencillas y clases las hay por doquier. Pero cuando se les somete a una explotación bestial, a humillaciones sin fin y a una condena a no levantar cabeza...pueden cambiar su genética tradicional.

      Eliminar