.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 24 de febrero de 2013

Cuida todo lo que amas















'Cuida todo lo que amas' es el título y el estribillo de un poema que Gareth Evans dedicó hace ocho años a John Berger. Aparece como introducción en el libro Con la esperanza entre los dientes, de John Berger. Una plegaria hermosa donde late ilusión y bonanza. Porque cuando un hombre quiere lo mejor para otro hombre, la vida en la Tierra está más cercana al Paraíso.

Me he sentido estimulado por dicho poema y he querido hacer un desarrollo para mí mismo, y por si queréis compartirlo ahí va lo que he escrito:  


Ama cuanto merece
ser amado

ama la raíz
                 la húmeda oscuridad que pare
la roca virgen
                     y el tallo que nace
a la luz para ser todos los bosques

ama la fronda que te protege
                                           tú
que eres árbol pero no el único

ama y no desprecies cuanto aún no ha sido arañado
por la codicia de los hombres

o cuanto a pesar de la mano cruel del abandono
traslada briznas de bondad
                                        que no renuncian

la frágil resistencia de los niños
el cansancio de los ojos más tristes que ya no saben mirar
el imparable curso de la savia
en los labios no probados
la perseverancia en sobrevivir
de aquellos hombres castigados por desear sin desmayo
                                                                                    un mundo donde quepan
todos los seres    

nunca te canses de amar
                                     la lágrima opaca de tu padre
ante tus extravíos
ni la caricia de una madre que le disputaste
a él en un combate ciego
                                     del que no fuiste ganador

ama el reconocimiento de cuantos individuos
                                                                  cercanos o transeúntes
de tu vida
han hecho algo generoso por ti

ama el aprendizaje
                            todos los aprendizajes
incluso los que aún no has iniciado

ama la búsqueda
                         y a quienes se alían con otros
para indagar sobre la formación de todas las materias
incluida la sonrisa

ama el dibujo de unas manos
                                           sobre otras manos
dispuestas a convertir el cieno en arquitectura del cariño

ama y cuida ese amor
                                siquiera porque en el último aliento
la fatiga no tenga el rostro de un solo hombre
                                                                    que te acuse




28 comentarios:

  1. fascinante.. me ha sumido en un arrancado de pensamiento hacia su tinta... como un asalto..

    placer descubrir tu antorcha, volveré..

    salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida. La tinta debe beber del propio pensamiento y hacerlo compartir. Gracias, Mareva.

      Eliminar
  2. El máximo desprendimiento y la generosidad que nos ennoblece es el amor. Mucho se usa la palabra y no sé si todos sabemos amar (no es tan fácil).

    El poema es un canto magnífico. De principio a fin lo suscribo y lo adoptaría como estandarte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaso también es a la inversa: que esa abstracción denominada amor es precisamente la práctica asidua de nuestra entrega -generosidad, desprendimiento, bondad, piedad, etc.- Incluso biológicamente lo sea.

      Por supuesto que, como todo ejercicio, nunca se aprende del todo ni se ejercita con equilibrio ni frecuencia, y el riesgo de los abandonos de todo tipo nos acompañan. No es algo que se instala para siempre, qué va.

      (Me imagino a mí escasamente como portaestandarte o abanderado de nada; desde que dejé a los Cruzados en el Colegio, no llevo otra cruz: bastante tengo con aguantarme a mí mismo, Isabel, jaj) Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hay tantas cosas para amar, tal vez perdemos demasiado tiempo en desazones y batallas, y nos pasan desapercibidas las cosas que realemente importan, los pequeños detalles del día a día. Me ha gustado mucho el poema, aporta un poquito de calor en este frio invierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cierto, dedicamos y concedemos demasiado tiempo a combates y desazones; no estaría seguro de decir que perdemos el tiempo en ello; después de todo, esos combates, esas cuitas, esas búsquedas son parte del proceso y muchas veces de una catarsis (algo que puede repetirse en diversas ocasiones a lo largo de nuestras vidas) Ese dedicar batallas y batallitas son piedras en el camino, pero el empedrado nos hace sentir lo que hay bajo los pies, en nosotros. Acaso por eso tomamos conciencia de lo que es importante.

      Amanecer mesetario de siete bajo cero, buen día.

      Eliminar
    2. Llevo unos días con pocas ganas de batalla, será el frío del clima que me enfría el alma, y eso que aquí estamos en positivo, pero el frío es más húmedo, todo lo hay que decir.
      Bueno, no es plan de hablar del tiempo, te deseo un buen día, un abrazo Fackel!!

      Eliminar
    3. Ya sabes que el tiempo es el recurso para justificar incluso las indecisiones, ¿no? Buen día.

      Eliminar
  4. Muy bello. Me lo llevo en el alma que necesita de mucho cuidado y amor.

    Gracias por compartirlo.

    Un saludo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa concepción homeopática sobre el poema me complace, si te resulta útil...

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Te felicito. Sencillamente maravilloso y sentido. Me ha emocionado.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero una satisfacción personal que alguien me transmita su sentido de la emoción. Para mí el mundo emocional es la otra (o más) inteligencia respecto a la racionalidad del pensamiento. Por eso escribimos sobre lo que racionalmente o no entendemos bien o no nos da cumplidas respuestas ajustadas a nuestro modo de ser. Gracias a ti.

      Eliminar
  6. El amor es el compendio de todas las razones sublimes.
    Amarlo todo es tener consciencia de la unidad.
    Nada,ni siquiera el miedo está exento de esa necesidad, porque no lo dudes, el amor es el brebaje vital que lo alimenta todo.

    Un bello poema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo meditando sobre tus conclusiones, porque parecen bonitas. Lamento que mi escepticismo y mi manera de ser no me permitan adscribirme inmediatamente a ellas.

      Verdaderos aforismos, se compartan o no, los tuyos.

      El amor...¿brebaje o pócima? Jaj. Es un juego de palabras con su carga de profundidad, pero nada más.

      Viva el sol que sale por Oriente. (Me arranca mi animismo latente en mis entrañas salvajes)

      Eliminar
  7. Es bello, si, y es real, solo falta voluntad en ciertos sectores. ¿Tendrá arreglo? Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La voluntad sin instinto, ¿convierte en algo trascendente al amor, Emejota? Eso: ¿tendrá arreglo?

      Eliminar
    2. Pues calma, Emejota, no queda otra. Aunque siempre la sorpresa...

      Eliminar
  8. El AMOR, escrito así, con mayúsculas, en todas sus facetas, es la mejor experiencia de lo intangible...Y los imperativos en forma de verso, tres cuartos de lo mismo. Una delícia, Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con el amor con mayúsculas, una forma de sacralizar comportamientos que deben más bien percibirse en nuestras conductas, ¿no? Los imperativos juegan un papel complejo: esa necesidad de que alguien nos ordene y que esa voz sea la nuestra o acaso la de nuestro otro yo.

      Eliminar
  9. Por cierto...¿Qué te parece si lo traduzco al catalán y lo leo en las dos lenguas? Es algo que me gustaría hacer.

    ResponderEliminar
  10. Por mí, encantado, si lo consigues...Inténtalo, nada que objetar por mi parte.

    ResponderEliminar
  11. Gran poema que dignifica l'autor que l'ha escrit: a cada línia s'imposa la reflexió i es recull l'estimació.
    Com diu Juan de la Cruz, al capvespre de les nostres vides només serem examinats en l'amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olga. La mística de l'amor és molt antic en les cultures. El sincretisme que va caracteritzar els primers segles del cristianisme la va haver importar de mentalitats més orientals. Recordo una altra cita, aquesta de Agustí de Tagaste:

      Estima i fes el que vulguis.

      Si calles, callaràs amb amor,
      si crides, cridaràs amb amor,
      si corregeixes, corregiràs amb amor,
      si perdones, perdonaràs amb amor.

      Si està dins teu
      l'arrel de l'amor,
      cap altra cosa sinó el bé
      podrà sortir de tal arrel.

      Sant Joan de la Creu és un digne hereu del heterodox Càntic dels Càntics, i en aquest sentit trasllada també una cultura molt més antiga i menys tocada pel pragmatisme eclesial. Tanmateix, et confesso que no suporto escoltar en el funerals de ritu catòlic, als quals cortesament em veig en la tessitura d'assistir, el cant d'aquesta cita del poeta avilès amb aquest tonotan depriment, pessimista i gens però gens evangèlic (si és que el evangèlic és una altra cosa més estimulant i alegre) almenys, per l'altiplà castellà es porta, i té un ritme Trentino i barroc francament nihilista.

      Et trasllat aquest poema de Luis Cernuda:

      No es el amor quien muere,
      somos nosotros mismos.

      Inocencia primera
      Abolida en deseo,
      Olvido de sí mismo en otro olvido,
      Ramas entrelazadas,
      ¿Por qué vivir si desaparecéis un día?

      Sólo vive quien mira
      Siempre ante sí los ojos de su aurora,
      Sólo vive quien besa
      Aquel cuerpo de ángel que el amor levantara.

      Fantasmas de la pena,
      A lo lejos, los otros,
      Los que ese amor perdieron,
      Como un recuerdo en sueños,
      Recorriendo las tumbas
      Otro vacío estrechan.

      Por allá van y gimen,
      Muertos en pie, vidas tras de la piedra,
      Golpeando la impotencia,
      Arañando la sombra
      Con inútil ternura.

      No, no es el amor quien muere.

      Gracias por el estímulo de tus palabras.

      Eliminar
  12. Amigo Fackel

    Si amas la vida ,en ese acto de amor está incluido todo lo concerniente a ella. Otra cosa es que establezcas prejuicios derivados de tus criterios personales o de tus conceptos relativos o subjetivos.
    El amor es mala y buena cosa, de ahí lo del brebaje,todos sus ingredientes, los de la vida, cuestan de tragar, sin embargo son vitales, son los que la sustentan.
    No es determinante esta opinión mía, es ,de momento, mi modo de ver el amor y cuando hablo de amor no me refiero a ese tan particularizado que se sienten dos personas;el enamoramiento desencadena en amor, pero yo puedo amar a mis geranios, sin necesidad sexual para demostrarlo. Mi aversión por determinados casos, entre ellos los políticos y los asesinos, los manipuladores, pederastas,etc.....pienso que son lo que son precisamente por eso, por falta de amor, pero no por parte de los otros ,si no, hacia ellos mismos.
    Esos poemas que has escrito dicen exactamente eso,todo es amor, solo hay que admitirlo y descifrarlo.

    Creo que ,aunque no me explique tan bien como tu, puedes entenderme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Gene, te entiendo. Quise hacer antes un poco de abogado del diablo. Está bien estas matizaciones, no voy a revolver más. Luego, cada uno se adapta a las circunstancias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. No he llegit el poema original, però aquesta adaptació que n'has fet tu,
    segons la teva sensibilitat m'ha semblat preciosa...
    Estic d'acord que hem de cuidar tot el que estimem, si ho hagués de resumir, diria que és un cant a la vida!
    Bona nit.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, este poema no tiene que ver con el original de Evans a John Berger, no es una adaptación. Bueno tiene que ver que aquel me sugirió mi propia lectura sobre el amor a la vida. Tú lo dices bien: un cant a la vida...porser un cant d'ocells?

      Benvinguda y bona nit.

      Eliminar