.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 2 de noviembre de 2012




Hay tipos de muerte más absurdos que otros. Más ridículos que otros. Más injustos que otros. Más repugnantes que otros. Más dolorosos que otros. Más inoportunos que otros. Cuando es gente joven la que cae nos quedamos sin palabras. El infortunio no debería cebarse en quien apenas ha probado la vida. Estoy convencido de que no se aprenderá de la barbarie de masas, que es paralela a la barbarie de los que buscan el puro beneficio económico y sus secuaces políticos. Y de que apenas se tocarán otros elementos que hay detrás. Las conductas masificadas, el inclemente mercado, la inseguridad, el oportunismo de los mercaderes, la deficiencia cuando no la incompetencia de las autoridades. Y sobre todo la dejación de la sociedad. La mirada para otra parte, la fe en el consumo, la entrega rendida a los falsos conceptos, la falta de una ética de la supervivencia y de la convivencia, el abandono del ejercicio de la libertad frente a todos los que se rigen en controladores y propietarios de medios, costumbres y vidas. Demasiado grande el artificio montado para que se renuncie a él. Demasiada crecida la vorágine alienante disfrazada para ponerle freno. El rostro del monstruo que no cesa. Por todas partes solo resuena como un mantra obseso y demencial el money is money.  Todos los embarques pueden ser posibles. El sistema sabe mucho de ello y suele aplicar sus reglas cuando le resulta útil. Que es casi todos los días. Nadie tendría que morir por ir a divertirse. Esas chicas no tenían que perder su oportunidad. Mil rostros de la muerte. Mil estratagemas del laberinto humano.




6 comentarios:

  1. Personajillos que se saltan todas las normas y las autoridades incompetentes que lo toleran, Ahora palabras y palabras para justificar lo injustificable. No señora alcadesa, no, lo que hay que hacer es pedir perdón y no escudarse en una acusación particular para salvaguardar su poltrona.
    Ineptos con carnet.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Pienso que la juventud esta manipulada y dirigida....que no tienen opciones, que nuestro ejemplo y el de los "héroes" es patético, que estamos dormidos y que nos vendemos por un plato de lentejas...
    hermanos: llueve y eso es mucho, es abundancia...en estos tiempos en los cuales ya sabemos quien lleva piel de cordero.
    Tula de Fractales.

    ResponderEliminar
  3. la serpiente constrictor convertida en pasillo y en despachos.

    Abrazos desde La Misteriosa para las familias.

    ResponderEliminar
  4. Francesc, el orgullo les mata, pero a nosotros nos joden. Dudo de que hayan tenido alguna vez un sentido íntegro y pudor. Les sale la vena de los señoritos andaluces y castellanos de los siglos pasados. ¿Pedir disculpas por algo? ¡Quiá! No es lo suyo. Están hundiendo el país y no quieren darse por enterados.

    ResponderEliminar
  5. Tula, alguno dirá que somos pesimistas, pero no se ve que caminemos, y la juventud menos, con un horizonte constructivo. Hay un dejarse llevar claudicante, un vivir al día pobretón,un aceptar la manipulación que nos hace más ignorantes.

    Gracias a que la naturaleza aún clama Salud.

    ResponderEliminar
  6. NO sé si es la serpiente más venenosa la que citas, Isla, pero estos saurios que nos gobiernan la superan con creces. Y la religión católica siempre detrás, no olvidarse de ella, que es la loba que da de beber.

    ResponderEliminar