.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 7 de octubre de 2012

Los valerosos



El valor de las pequeñas acciones. Que allá donde vaya un representante de este gobierno salgan dos, cuatro o un grupo amplio cantándoles las cuarenta. Simples eslóganes, frases consistentes, gritos precisos para que atraviese siquiera por un instante el corazón de hielo de los hombres grises. Cargados de razones, no falla. ¿Quién podría poner pegas a la rabia y a la inquietud latente por el futuro? Dentro de la última semana ha habido varias acciones pacíficas pero contundentes. Y con repercusión. Además de aquellos pollos que sectores ciudadanos montan a autoridades cada vez que hay un acto, o el testimonio de la protesta sindical de hoy domingo, han destacado en pocos días la de unas estudiantes en Londres (en la foto) y otras en La Valetta. Mujeres en pie, vamos.

El valor de la protesta pacífica pero enérgica. Aquí la palabra valor rompe el molde habitual. No se trata del valor que designa precio o rédito, y que parece que es al que más se recurre cada día. Ya saben, que si cotizaciones bursátiles, que si primas de riesgo, que si deuda pública, que si la cesta de la compra, que si el precio del arte...Reivindiquemos el otro valor. El valor como esfuerzo, como firmeza, como importancia, como sentido de conducta y sí, como valentía. El valeroso de hoy está abocado a ser el valioso que puede modificar el rumbo de los tercos que nos ignoran.

Leo el testimonio de la chica que le gritó al presidente de los recortes y del hundimiento en Malta y me entusiasmo. Mi reconocimiento. Ése es un camino constructivo, a su pequeña escala, pero cargada de personalidad y valor. Adjunto el comentario que expone en su blog.

http://mejorcontarlo.blogspot.com.es/2012_10_01_archive.html


Nota. El acompañante Isla Misteriosa tiene razón, por lo tanto adjunto vídeos:

http://www.youtube.com/watch?v=L73AbvH3J60


http://www.youtube.com/watch?v=LjRKfwwdNRI



8 comentarios:

  1. Con la diáspora española que han conseguido, gracias a sus políticas de falsa austeridad dedicadas al saqueo del pueblo y empobrecimiento de la ciudadanía, que ha conseguido sobrepasar en número - y creo que también en porcentaje - a la emigración de los años sesenta y setenta del siglo pasado, sería conveniente que nuestros actuales políticos fueran (como mínimo) tan prudentes como su gran maestro Franco, y procuraran salir poco de España, para evitar pasar estos momentos de bochorno allá donde vayan.
    Cierto que entra en sus obligaciones, e incluso cobran dietas especiales por ello. Más aún, estoy seguro que tienen tan poca vergüenza y tal falta de ética, que en realidad les importa un comino, y entre bastidores, con sus colegas, se ríen de la "anécdota".
    Para ellos el valor no tiene importancia, en su jerga de maleantes de altos vuelos, le llaman coste.
    Como siempre, tan certero en tus acerados comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estas cosas deben oirse, no leerse. Aquí lo tienes.

    ResponderEliminar
  3. Sí, España se vende y Europa y la humanidad entera, realmente somos despiadados con nosotros como especie, eso no lo hace ningún ser vivo, bueno, si, algunas hormigas...
    Si todos tuviésemos el valor...esta historia se resolvía
    en dos de pipas...pero las revoluciones no se hacen desde el sofá...
    También sé que una vez terminada esta, volveríamos a empezar, somos monos y como tales queremos el poder sobre el grupo, de ahí deduzco que la conciencia es la clave de la evolución ... y veo poca.
    ...ya sabemos que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla, es la ley del Karma aplicada a todos en grupo.
    Un abrazo...viajeros.
    Tula.

    ResponderEliminar
  4. Emiliano, ¡ese bien! se lo dedicamos a ellos sobre todo, señalan un digno camino. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Carlos. Esos mandatarios que se reclaman constantemente de su "legitimidad" (¿tantas dudas tendrán?) no necesitan que simples estudiantes o trabajadores emigrados les cuestionen cuando viajan a otros países. Es que ellos mismos no dan sino muestras de torpeza, dondedijediego, desdecires y otros desequilibrios increíbles. No dan la talla.

    Es probable que se rían en privado, pero si tienen un puntito de vergüenza se tienen que dar cuenta de que un simple paisano cargado de razones les deja momentáneamente "touchés". Y es verdad que para ellos el valor no tiene nada que ver con lo que expresan los disidentes. Ellos solo entienden de costo y beneficio. Son una vergüenza (incluso ajena)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y tus sugerencias son órdenes, hermano Isla. Colgadas están.

    ResponderEliminar
  7. Ya, Tula, pero debemos relativizar y seguir afinando en nuestros desvaríos, porque no podemos ser otra especie, pero sí podemos, o al menos debemos, eh, reorientar ésta. Los obstáculos deben ir apartándose. Claro que ese obstáculo mayor llamado capitalismo, ese otro llamado castas, clanes e iglesias, ese otro llamado tentación de ser sobornados por los mercados en la pequeña instancia en que lo somos cada día...todo eso, dirás, no hay quien lo quite del camino.

    La conciencia es resultado de la necesidad, de la evolución y , a su vez, también evoluciona. Yo creo que sí. Pero los ídola, ay los ídola, son tan poderosos...

    Sigamos viajando.

    ResponderEliminar