.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 27 de agosto de 2012

Preguntas quedas



Pequeñas moléculas nutrientes:
¿qué hacer para revivir los años
en que el futuro no existía?
¿Calma vuestro dulzor
tanto arañazo recibido?
¿Hemos escrito lo suficiente
dentro de nosotros
con la tinta saboreada?



6 comentarios:

  1. ¿qué hacer para volver a la inocencia?...simplemente creo que no es posible, al menos en este mundo (quizás en el otro...si lo hay!) Las experiencias de vida van transformando nuestro interior al punto de moldearlo de tal forma que llega quizás hasta ser antagónico de lo que alguna vez fue.
    Escribir, sin duda ayuda, pero revivir el tiempo en el que el futuro no existía...creo que nada lo logra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ya no hay casi, lejos, quizás, en esos parajes donde los arañazos del tiempo no parecen surgir efecto.
    Mi padre las engarzaba en una vara de trigo,cuando íbamos a la era montadas en un carro tirado por una mul;la cogiamos por ambos extremos para no manchancharnos las manos...que dulces, que desconocimiento de la vida y de sus repercusiones existenciales.



    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Neo, sospecho que todos los mundos del hombre están en éste. Mantener partículas de inocencia puede ser posible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tras las moras y el recuerdo, Gene, ese símbolo de la inocencia, de la irresponsabilidad, de la libertad (siempre relativa) en otra esfera temporal...

    Buen día, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Las moras como la simbología que has aplicado resultan nutricias, SI, se puede mantener la inocencia enlazada a la experiencia y ello es un don que seguramente esté instalado cerca, muy cerquita de la vejez si es que se tiene la fortuna de alcanzarla.
    En mi caso particular mi hogar se encuentra, "accidentalmente" te lo aseguro, pero real, rodeado de moras dulces, mucho, y todos los años todavía me pego grandes atracones, amen de las que engullo mientras paseo por los montes acompañada por mi compañía cánida. Y doy gracias porque reconozco la felicidad sencilla y la revivo y me río y sobre todo saboreo. Así de simple y bella puede resultar la existencia si se pone empeño.... y se cumplen "los requisitos" necesarios, jajjjj, .... exponerse a los arañazos, estar cubierto de cicatrices y sobrevivirlas. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Es todo un post tu coment, hermana. Ya que lo dices, yo me estoy poniendo este año como nunca de moras (como nunca salvo en mi infancia, claro) Ahora me entero que tienen propiedad de vitamina C y Potasio, pero bueno, nunca sabe uno si eso aprovecha, porque tiene que entrar en la factoría de cada cuerpo que es algo ad hoc e intransferible.

    ResponderEliminar