.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 7 de agosto de 2012

Desasosiego





mi cuerpo desasosegado me dice:
aplaza el sueño

mi sueño traicionado clama:
aplaca tu cuerpo

imposible concordar
los dos rostros que no cesan
de dar vueltas sobre la almohada

y que no aciertan a mirarse
de frente


2 comentarios:

  1. Retrato preciso de una noche de insomnio...por suerte, hace rato que no las padezco...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Suerte para ti, Neo, pero no obstante aunque sean tan duras a veces proporcionan ideas y motivan para leer, por ejemplo.

    ResponderEliminar