.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 8 de mayo de 2012

La visión poética del físico Lawrence Krauss




A veces uno necesita escuchar palabras que tengan sentido y no solo ideología. Sintaxis que no carezcan de contenido poético. Es como si hubiera tenido lugar una metamorfosis. Si bien el lenguaje de las matemáticas es el único que se ha creado para interpretar el Universo y expresar así lo que los astrónomos van descubriendo, se agradece que haya comunicadores que nos trasladen ese trabajo de indagación. Lawrence Krauss es uno de esos físicos cosmólogos que además divulga los conocimientos que, en principio, parecen reservados a los especialistas.

"Cada átomo en tu cuerpo vino de una estrella que estalló. Y los átomos en la mano izquierda probablemente vinieron de una estrella diferente que de tu mano derecha. Es realmente la cosa más poética que sé de la física: todos son polvo de estrellas. Tú no podrías estar aquí si las estrellas no hubieran estallado, porque los elementos - el carbón, el nitrógeno, el oxígeno, el hierro, todas las cosas que importan para la evolución - no fueron creados al principio del tiempo. Fueron creados en los hornos nucleares de estrellas y la única manera para que terminaran en tu cuerpo es si esas estrellas fueron suficientemente amables para estallar. Así que olvídense de Jesús. Las estrellas murieron para que pudieran estar hoy aquí."

Quienes hace tiempo que no nos creemos los cuentos que nos contaron para someternos, agradecemos este retorno del bumerán. Sacudirá en la cabeza de los tercos y falsarios por una parte, o caerá en las manos de quienes precisamos las herramientas para seguir conociendo lo que nos rodea. Que es plural, es un Multiverso al que le importa un pito que aquí anden todavía muchos humanos preguntándose si primero fue el huevo o la gallina. O haciendo acto de fe y de poder de ideologías agotadas. Recomiendo cierta conferencia pronunciada en 2009 por Lawrence Krauss. Incluso nuestra cordura personal depende de lo que se va sabiendo acerca de la inmensidad. Al menos, a mí me sirve. Hay poesía, además de física, en lo que existe por ahí fuera. Que, también, es por aquí dentro. Puesto que nos ratifica y nos vincula a la totalidad, por más que creamos ingenua o presuntuosamente que vivimos apartados y somos el centro de lo Existente.


http://www.youtube.com/watch?v=Fs_MwYZHm7g

10 comentarios:

  1. Gracias por esta referencia. Lo relativo al universo, lo planetario, me parece una estructura ideal para atravesar los signos, los números girando en dados lanzados, el poético desplazamiento más allá de los típicos juegos especulares. He comenzado a escuchar la conferencia pero la visionaré a la noche con más calma. La verdad es que hace tiempo estoy cansado de pseudocientíficos televisados con sus simulacros de creencias, a los que les falta reflexividad y les sobra academicismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rider. Y cuando la veas, dame tu opinión, por favor, me será muy útil.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. si habrá poesía, que las estrellas titilan al punto de estallar en nuevas gentes, nuevos poetas, nuevos cielos
    saludos

    ResponderEliminar
  4. La pols d'estrelles
    fa estranyes parelles
    i diposita l'or
    a les teves parpelles.

    ResponderEliminar
  5. Algo me temía. Nos enseñan a creer en algo. Pero no nos preparan a creer en nada. Escuché atento la conferencia de Lawrence y me quedé con ganas de escuchar más. Creo que no hay más documentos grabados pero mañana buscaré más información. No puedo hacerte una valoración, mi intuición me dice que además de usar el humor como baza, cosa que me parece imprescindible, me parecen acertados sus métodos. Hay una frase de Einstein que recuerdo siempre y dice que el misterio eterno del mundo reside en su inteligibilidad. La física supongo tiene esa tarea. Eliminar contingencias, tal como debe hacer cualquier ciencia o filosofía. Me ha gustado su concepto de “tasa de expansión”, sus conceptos de las longitudes de onda tanto en los colores como en los sonidos y su ¿por qué la nada en vez de todo?... creo que eran algo parecido, iba demasiado rápido para mis ojos. Te confieso una cosa, nunca me preocupó saber si hay vida ahí fuera, he imaginado más veces que si la hubiera no estaría interesada lo más mínimo. Ni teniendo este que pisamos un infinito encadenado. Gracias por darme a conocer a este físico, además por despertar mi interés por la cosmología… últimamente me están picando muchos saberes…

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Claro, Omar, todo son manifestaciones del Universo. Hasta las poesías modestas que podamos hacer son hijas de aquel polvo de estrellas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Fins a les llàgrimes
    se senten filles de les estrelles
    quan els meus parpelles
    emmudeixen davant la bellesa que ens esquitxa.

    Moltes gràcies, Olga.

    ResponderEliminar
  8. ccRider, gracias de verdad por ese comentario. Yo sentí lo mismo. Me gustó sobre todo esa conciencia de que lo que sabe él y otros científicos está limitada, pero tienen una actitud audaz, de estar persiguiendo tenazmente el funcionamiento dispar y contradictorio del Universo. Y que saben que lo que es hoy o parece ser, mañana puede haber variado, por la misma dinámica y manifestación del cosmos.

    Me pasó lo mismo que a ti, que nunca me interesó ese inmenso Cosmos, hasta que decubrí a Carl Sagan. No interesarnos del entorno hasta más inmediato es propio de esta mentalidad estrecha y culturalmente negada que nos hace contemplarnos al ombligo. ¡Cómo íbamos a interesarnos por los lejano y esa totalidad que nos ignora! Lamento no poder retomar la sabiduría de las matemáticas, tiene que ser un goce utilizarlas para conocer esa grandiosidad a la que se aproximan con cautela los cosmólogos.

    Pero creo que este tipo de informaciones nos son muy útiles. Como poco nos hace escépticos y desinteresados ante tanta tontería inmediata de nuestro entorno social. Con lo que aportan esas gentes, cuesta entender que aún algunos crean en historias de dioses todavía, pero ya se sabe que la insignificancia de la especie humana hace que nos centremos en la ficción y en lo secundario muchas veces.

    Si encuentras alguna cosa nueva por ahí, un vídeo, una información, de ese tema no dudes en comunícarmela/comunicárnosla.

    Denotas salud, hermano. Dejarse picar por los saberes es el mejor signo de ello, te lo digo por experiencia. Aunque las células envejezcan.

    ResponderEliminar
  9. Dejarse picar por saberes para agrandar la humildad, ensanchar el conocimiento para armonizar la respiración. Parezco Confuncio pero no. Perdona el chiste. Kant es su idea de génesis en la estética habla de la relación armónica, de un sentido común aunque como dice Maillard en “contra el arte” la caída hacia arriba, el infinito vertiginoso fastidió un poco su metafísica. Platón preguntaba “qué es lo bello?” en vez de qué es bello? podríamos hacer la misma pregunta con la nada, qué es nada? En Occidente hemos valorado el ser, nunca la nada. Por culpa del interés empírico, especulativo, práctico…

    Intentaré encontrar alguna lectura sobre física o cosmología que apunte en esta dirección claro está escapando de la institución, la mediatización de esos saberes. Hace unos meses asistí a unas jornadas en las que pude gozar de la asistencia de Clara Janés, también Maillard, persona a la que no pude resistir y abordé antes de que comenzara su conferencia, Clara habló mucho de ciencia y de lo desconocido. La poesía siempre al encuentro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Pero la poesía, también, siempre a la liberación.

    Gracias, Rider, por aportar en estos tiempos oscuros y engañosos.

    ResponderEliminar