.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 17 de diciembre de 2011

diecisiete de diciembre



“Tú que te liberas con las metáforas, piensa en los otros
(los que han perdido su derecho a la palabra)”

Mahmud Darwix, del poema , perteneciente al poemario Como la flor del almendro o allende.


¿ves?, las letras en los libros y yo resistiendo al frío; a veces me pregunto: si las imágenes que hemos generado con la lengua se vinieran abajo, si prescindiéramos de tantos recursos, ¿sería un retroceso o un avance?; acaso perdería la creatividad o eso mismo nos conduciría a ver los acontecimientos de manera más descarnada; ¿seríamos por lo tanto capaces de resistir el relato con la impunidad de los vacíos de estilo?; nos preguntaríamos para qué leer o dejaríamos de tener interés en lo que meros testigos nos transmitieran; y lo peor: ¿cómo conjuraríamos nuestros fantasmas?; veo la escarcha cubriendo los troncos de los árboles y los tejados lejanos, no muevo los párpados, me cansa la imagen porque nada me dice; no convierto el paisaje en una manera de interpretar lo que me rodea; me atrapa para anularme, no para seducirme ni expansionarme; he prescindido de las metáforas, por ejemplo, y no consigo saber para qué sirve lo que contemplo; siento frío, todo resulta plano, no pienso en nadie; las metáforas nos alivian y nos reconfortan; pienso en el consejo y en la razón de Darwix: no nos liberan si nos encerramos en ellas, si desviamos la atención de lo fundamental, si ignoramos a quienes no pueden emplearlas



(Imagen del ceramista y pintor Íñigo Dueñas)

8 comentarios:

  1. Qué preciosidad de post, Fackel.

    Y esas metáforas que se quedarían en el tintero...Ay madre! ¿qué harían dando vueltas por el mundo, como nubes errantes, sin poder descargar la lluvia en desierto alguno?

    Si solo son agua, pobrecicas mías.

    ¿Tu crees de verdad que hay quien no puede emplear las metáforas?
    ¿Quienes son ellos o ellas?

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Ver agrandarse el extremo del horizonte, con el pensamiento laxo del que bebe a sorbos la vida, aunque sean aguas de doble filo. Parece que las imágenes pretenden atraparnos, abolir nuestra identidad. En cambio parece que si desprendemos las imágenes de sus objetos, las máscaras de sus rostros, queda un espacio sin tiempo, una “expresión” que propaga incesante una provecta figura, imposible de retener. Es posible que todos hayamos perdido el derecho a la palabra, atenerse a lo fundamental. Me gusta definirme como distraído..

    me dirijo a través de un plano
    una sucesión de fenómenos heterogéneos

    pasmar

    entrever

    … sin derecho a hacer pie quizás en una realidad que se cree intocable

    …huellas entonces sin tiempo y cercando

    Una vaga nostalgia.

    Un cálido abrazo F.

    ResponderEliminar
  3. La diversidad de expresiones que se emplean en el arte son equivalentes a la diversidad de vivencias y experiencias sintonizadas por cada ser individual.
    Se puede transmitir metaforicamente, planamente o en tres dimensiones. Puedo decir" veo la escarcha cubriendo los troncos de los árboles y los tejados lejanos...o puedo decir " El abrazo gélido del agua solidificada estremece el cuerpo de los árboles y en el horizonte los tejados cristalizan la luz...en ambas versiones digo lo mismo,pero establezco un punto de mira personal a lo que mis no cansados ojos admiran sin agotarse.

    Un bello escrito no exento de expresión.

    un saludo

    ResponderEliminar
  4. DE BELEN A LA CRUZ

    http://visceral-genetticca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Hola, Saga. Pues sí, las metáforas son lenguaje paralelo, muy útil para aliviarnos y ver las cosas de otra manera sin que nos aflijan tanto. Y tienen una aplicación que sobrevuela sin que moleste tanto a los tirios y troyanos o a los usos y costumbres de los habitantes de la Tierra. Y no te digo de los rectores efímeros de los gobiernos de la Tierra. Son muy apreciadas en lo que se escribe por ahí, y la duda es ésa: ¿si no se utilizaran? Bueno, uno es así, haciendo de abogado del diablo hasta de la Nada.

    Pues tienes razón, si ese vapor de agua no acabara convirtiéndose en lluvia y descargara, pobrecico él y pobrecicos de nosotros.

    Sí, creo que hay muuuuuuuucha gente que no puede emplear el lenguaje directo. Acaso esos sean los que más crean circunloquios y metáforas. Mira en el entorno mundial y la represión que existe de la expresión. Por no hablar d elos crímenes sobre los que denuncian hechos terribles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. c.c.Rider, me gusta mucho tu texto. Es importante abstraernos y proyectar de otra manera nuestras abstracciones. Ver las cosas planas no conducen muchas veces sino a la renuncia y a la negación de la vida. En mi opnión, el hombre, ante un hecho o acontecimiento, siempre se sitúa en distintos niveles tanto de visión como temporales. No es fácil reducir un paisaje de historia, digamos, algo que vivimos en presente o nos llega transmitido. Podemos juzgarlo mejor o peor, pero los hechos importantes (y los que no lo son tanto) dan siempre vueltas en nuestro cerebro. Es obvio que hay gente intransigente que no quiere dar su brazo a torcer y se queda con una visión simplona para no verse afectado por la acción a la que todo pensamiento con capacidad abierta y crítica le empujaría.

    Y sin embargo, hay que desnudar los objetos (cosas, hechos, relaciones, situaciones...) en algún momento para ver sus otras caras. Hacerlo y usar metáfora no es contradictorio, tal vez solo dos fases diferentes del pensamiento. Por ello creo en la metáfora como recurso de inducción de mi propio lógos. Y no como imágenes hermosas e imaginativas que, en nuestras lecturas, nos gustan hallar.

    Sea cual sea la visión que unos y otros tengamos sobre el objeto, ese desnudamiento -si lo aplicáramos todos- nos llevaría a entendernos. Pero es sangrante, claro. O soy un iluso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Genetticca. Sí, la diversidad expresiva en el arte recoge o reproduce las del ser individual y colectivo. Pero a veces va más allá, o al menos lo proyecta con una capacidad expresiva más ilustrativa o simplemente de otro modo.

    Y está bien tu agudo enfoque sobre la/s otra/s manera/s de decir algo que se quiere expresar. Eso me recuerda "Ejercicios de estilo", de Queneau. ¿Lo conoces? No tiene pérdida y es mucho más que un aparente divertimento.

    Salud de lunes.

    ResponderEliminar
  8. Gene, me paso a ver tu relato sobre uno (o el) de los temas fundamentales del mito cristiano.

    Abrazo.

    ResponderEliminar