.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 25 de diciembre de 2011

de la seducción



considerada jugada esencial del juego, no siempre es la más acertada; pero ningún jugador puede ni sabe rehuirla fácilmente; la respuesta, si caen los dados en la casilla, no está en sí misma; de hecho, cualquier otro de los fenómenos, accidentes o monstruos que surjan por el camino pueden rebajar su poder e incluso anularlo


1 comentario:

  1. Plaf! La sorpresa, el despiste, la desviación de lo aprendido. Involucrar los sentimientos en el juego incluyendo en el mismo un segundo jugador puede desmoronar el sentido de la partida, nunca dos distintos pueden ser lo mismo, aunque en apariencia se entiendan cada uno sigue caminos distintos.

    ResponderEliminar