.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 25 de diciembre de 2011

de la otra seducción




atentos a su desplazamiento sigiloso; propone otra clase de seducción poderosa; el reptil porta en su sangre gélida la sabiduría antigua; no por antigua ni por acumulada es más saber; sino por su capacidad transmisora, paciente, tenaz; el verdadero conocimiento reside en la adecuación a sí mismo


2 comentarios:

  1. Las experiencias pasadas, la acumulación de las mismas, ya sean propias o de los otros, solo deben sevir como guia, no como determinación. La base es el discernimiento.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena, qué buena. Propones nada menos que un método.

    ResponderEliminar