.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 13 de septiembre de 2011

tardío


Hoy quisiera anotar algo que caracterizase al día transcurrido. Una noticia, un encuentro, una conversación, una sonrisa, una lectura grata, una llamada, un paseo sereno, un factor amable. Pero de pronto se da cuenta de que está en blanco. Él. Su día.

(Imagen fotográfica de Jorge Molder)

6 comentarios:

  1. En ese estar en blanco tuyo acrecientas la creatividad de los demás.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Del vacío cabe esperar también lo nuevo. No se sabe nunca de dónde procede ni por qué vías llega. Siempre es arriesgado, nunca garante.

    Gracias por estimular, Isabel.

    ResponderEliminar
  3. Ese "en blanco", concretamente ese, no pinta mal, a veces las cosas puedens resultar mucho peor. Beso.

    ResponderEliminar
  4. ...lleva tiempo sin escribir su propia vida.

    ResponderEliminar
  5. Claro, Emejota. La estanqueidad no es lo peor, si es provisional.

    ResponderEliminar