.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 29 de agosto de 2011

veintinueve de agosto (semioscuro)



...J’aime l’amour, sa tendresse et sa cruauté...

…abrir una página de los poemas de Robert Desnos, sobrecogerse al percibir su grito al silencio, advertir en cada verso una pregunta sin respuesta, sentir en cada línea latidos que son latigazos, probar lo dulce y lo amargo en una mezcla angustiosa, derivarse en la vorágine que te precipita como una peonza, caer

(vaya manera de mirar el amanecer; el bosque delante; las hojas se mecen; llega un aroma)



(Imagen de Ian Francisco Soriano)





7 comentarios:

  1. Siempre me pregunt´´e la razon por la cual algo tan aparentemente espontaneo en la naturaleza lo hacemos tan complicado, bueno, como casi el resto de todo lo demas, cuando..... . Bueno, es una de las muchas razones por las que me puse a mirar a las estrellas. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Sí, así es la poesía... nos provoca tantos sentimientos. Nos dice mucho más que lo que leemos. Nos dice lo que no está en el poema.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  3. EMejota, discrepo. Lo espontáneo no implica simpleza. Nada de lo que parece fluir "naturalmente" es simple. Hay tanto detrás: textura, movimiento, agentes externos, materia interior...Miremos las estrellas mejor, oui.

    ResponderEliminar
  4. Caray, Tú, y es verdad. Nos dice lo que no leemos. ¿Será porque el lector pone de su parte un plus en el poema? ¿Será porque lo adapta a sus circunstancias? Me haces pensar, sí.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto lo que dices. A veces he sentido lo mismo, luego siguiendo ese mecanismo simplicista que me invade de forma continua, en forma de interpretacion de la propia dinamica proyectiva, he reducido y unificado conceptos de forma mas o menos erronea. Claramente deformacion "estelar" . Ahhh si en mi caso la dinamica esta claramente justificada, y mucho me temo que en todos los demas casos, al menos hasta donde he comprobado, como Sto. Tomas. ..... Al tiempo. Beso.

    ResponderEliminar
  6. Se me ocurre otro simil: Resulta complicado saber cual de dos peonzas quietas, inclinadas sobre el pavimento es la que ha acabado en ese estado tras girar de forma aparentemente interminable, para acabar perdiendo fuelle y parando de tal guisa; y cual ha sido depositada con cuidado en la misma posicion. (No vale observar el brillo de la extremidad metalica). Tampoco se podra saber cual de ellas giro con mas frecuencia en el pasado, quizas la que menos lo haya estado haciendo en el presente.
    Otro simil: Un tornillo gira y gira hasta acoplarse al taco que lo sustentara, pero puede pasarse de rosca y seguir girando en vacio, en hueco. Ambos tornillos giraran, todo dependera de la presion ejercida a lo largo del tiempo.
    Lo siento, te ha salido una hermana contestona y rebelde. ;) Cosas que pasan.

    ResponderEliminar
  7. MJota. Pues me alegro de que seas contestona y rebelde, pero uno, que no se tiene precisamente por dogmático, también necesita su tiempo de comprobación.

    ResponderEliminar