.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 12 de julio de 2011

(Paréntesis por la muerte de Erik)


Un paréntesis para otro paréntesis. ¿O es otra cosa la vida, Erik Clavería? Te hice la foto, ¿cuándo? ¿hace veinte años, más o menos? Cuesta fijar fechas de un pasado que parece próximo, pero que la dispersión nos lleva a todos a hacerlo más lejano. Aquellos tiempos que aún andabas por la presidencia de la Federación de Asociaciones para la Sanidad Pública, con la que algunos empecinados miembros de asociaciones vecinales conectamos. Si no recuerdo mal, también andabas por la alcaldía de La Granja, cargo del que nunca hiciste objeto de vacile alguno. Y andabas también, naturalmente por ese espectro perpetuo de la izquierda de la izquierda, ésa que nunca gana y siempre se debate entre taifas y recomposiciones, pero que es donde siempre se han fraguado ideas y voluntades interesantes. Te hice la foto con la vista de fondo de la ciudad que Umbral en su día tituló capital del dolor no descaminadamente, pero que en esa época en que apareciste por ella era capital de ilusión y de fuerza social. Pero todo eso ya es anécdota. Como contigo no tendría sentido pronunciar palabras esotéricas, simplemente te digo: me gustó tratarte. Y fin de jornada, hermano campechano.

2 comentarios:

  1. Estupenda necrológica. Para muchos de nosotros ya va quedando menos, ya que no elegimos la forma de nacer, al menos tener el privilegio de fallecer con dignidad es toda una condecoración por el hecho de haber vivido. Sigo "in itinere. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Esto es como las plantas, hermana. Unas se secan antes que otras o les entra el bichillo. Hay que mantener un riego adecuado y una luz prudente. Y sin prisa...

    Que vaya bien el itinere.

    ResponderEliminar