.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 19 de agosto de 2010

74 años después del crimen


Todo se ha roto en el mundo.
No queda más que el silencio.

(Dejadme en este campo
llorando)

Federico García Lorca, Poema del cante jondo.





Elegía rabiosa a Federico


Te mataron tus letras.
Te mataron.

Te mataron tus canciones.
Te mataron.

Te mataron tus sonrisas.
Te mataron.

Te mataron las esencias de tu tierra.
Te mataron.

Te mataron las luces que buscabas.
Te mataron.

Te mataron tus pasos inquietos.
Te mataron.

Te mataron los míseros de espíritu.
Te mataron.

Te mataron los confesos de la ignorancia.
Te mataron.

Te mató la cólera secular de los iracundos.
Te mataron.

Te mató la araña despiadada de los crucifijos.
Te mataron.

Te mataron los matarifes irredentos.
Te mataron.

Te mataron las almas negras.
Te mataron.

Yo, un nadie de la tierra,
en el nombre de la improbable Paz
te resucito.

18 comentarios:

  1. Sí,hoy se cumplen 74 años del asesinato de Federico.Poca vida la suya para tanta genialidad

    "Si muero,
    dejad el balcón abierto.

    El niño come naranjas.
    (Desde mi balcón lo veo).

    El segador siega el trigo.
    (Desde mi balcón lo siento).

    ¡Si muero,
    dejad el balcón abierto!


    Trasmundo/Despedida

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo resucito; pensémoslo todos.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  3. Federico vive a través de sus versos... ¡hasta a Patti Smith le gusta! Te invito a escuchar el eclecticismo frenético montado entre Enrique Morente y las lagartijas, está al costado de la posada...
    ciudad sin sueño.
    Tanto por su ausencia como por su presencia en versos, hoy nadie debería dormir.

    ResponderEliminar
  4. Poca en tiempo, mucha en intensidad, extraordinaria en creación, Felipe.

    Me encanta saber que otros celebráis la fecha. Yo, lo hago, con la memoria y con sus versos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Por si alguien lo interpreta mal. Celebrar la fecha quiere decir dotarla de significado y mantenerlo. Los cristianos celebraban los martirios. Los que no somos desmemoriados debemos ejercitar el recuerdo de vida y obra de García Lorca. Para que si bien los asesinos quedaron impunes, que no sea el olvido la nueva forma de impunidad.

    Salud y reconocimiento.

    ResponderEliminar
  6. Ataúlfa, gracias por sumarte al ejercicio de regenerar vida. Tener claro lo que aconteció y disfrutar de la variada y rica creatividad del poeta. Cuanto más tiempo pasa, más me llega dentro. Era un artista y una sensibilidad indescriptible.

    Elevo la copa de la memoria por Federico. Y por todos cuantos deseéis acompañarme.

    ResponderEliminar
  7. RAB, de acuerdo. La vida es el legado creativo y moral, obviamente. La primera vez que supe de la obra de Federico yo era muy joven y, parecerá mentira, pero fue a través de una grabación del hermano mayor de un amigo, que era de Granada, en que una cantaora flamenca recitaba la Baladilla de los tres ríos...Aquel estribillo de ¡ay amor que se fue por al aire, ay amor que se fue y no vino! me estremeció...Y me aproximó a leer a Lorca.

    Los caminos del goce son intrincados y compensadores cuando se desbrozan.

    He oído tu mix Lorca-Morente-Lagartija del Poeta en Nueva York y algo análogo he colgado en mi portada. Merece la pena.

    Pena que no se impulse esta fecha por toda España para hacer actos y recitales que enarbolen la poesía lorquiana.

    ResponderEliminar
  8. Gran Federico García, siempre tan cercano... Como dice Ataulfa, pensémoslo para resucitarlo.

    ResponderEliminar
  9. "Oye, hijo mío, el silencio.
    Es un silencio ondulado,
    un silencio,
    donde resbalan valles y ecos
    y que inclina las frentes
    hacia el suelo."

    FGL

    ResponderEliminar
  10. Pues la versión que tienes tú es la primera que escuché. Un placer verla por aquí también :)

    ResponderEliminar
  11. Si las palabras permanecen,
    si el ejercicio de su cadencia
    sigue aligerando el peso
    de la estridencia del mundo.

    Si los destellos en lo oscuro
    de un faro leal a su bujía
    permanecen nobles y fieles
    al auxilio en la tormenta.

    Qué ha muerto pues,
    sino la certeza de la muerte,
    cuando el futuro sigue
    con su acento y con su voz.

    ResponderEliminar
  12. Y la tierra continúa
    aún drenando versos.
    Gacelas de musgo,
    Nueva York sin gallos,
    cielo de plomo
    y sangre sin barcos.

    ResponderEliminar
  13. Sí, RAB, ya vi que había circulando varias versiones semejantes. Así es más divertido.

    ResponderEliminar
  14. Sentirnos en vidas paralelas, Gaia, incluso después de muertos.

    Que alguien nos acoja en la memoria o en su propia curiosidad.

    No es la certeza d ela muerte lo que espanta sino la barbarie de los hombres que nos acompañaron.

    Por eso hay que resucitar a los poetas, que es recuperar y mantener la palabra y su llama.

    Por eso hay que renombrar los acontecimientos, para dejar en un espacio de justicia la Verdad.

    No olvidar tampoco que el crimen sobre García Lorca tuvo lugar junto a un maestro (un paradigma que hoy no se valora de la otra España, la del desarrollo interior del individuo) y a dos banderilleros (otro paradigma, el de la para bien o para mal idiosincrasia española)

    Gracias por el poema.

    ResponderEliminar
  15. Hermoso poema, Anacanta.

    Ya decía Federico...

    Ya no podré quejarme
    si no encontré lo que buscaba

    Sus propias palabras, y mira que hay infinidad de versos, tal parecieran premonitarias, eternos avisos que hoy debemos recoger y untarnos en ellos.

    ResponderEliminar
  16. Ramón, que me he saltado tu coment, perdona. ¿No crees que la mejor resurrección es leer al poeta? Una obra lleva siempre a un hombre y un hombre a un tiempo. Fíjate que trinidad para confluir en sus vértices y reflexionar. Y disfrutar, y rabiar, y rebelarse.

    Además, si te das cuenta, si os dáis cuenta, por todos las entradas que ayer y hoy veo que se van produciendo en la red, hay un vivo interés a varia banda por García Lorca.

    Y otra cosa que observo en los poemas o partes de los mismos que la gente selecciona. Es que ninguno tiene pérdida. Tengo las obras completas en la edición de Galaxia Gutenberg y abra por donde abra el libro cada verso es una recreación sobre el mundo. Si en ese momento te pilla con buen talante sientes su aroma rico; si te pilla depre, te eleva; si tienes dudas sobre la convivencia en este país y mundo difícil, te da energía. Uno de nuestros poetas terapéuticos, y no hay pocos.

    Un abrazo. Salud y disfrute.

    ResponderEliminar
  17. "Cuando yo me muera,
    enterradme con mi guitarra
    bajo la arena.

    Cuando yo me muera,
    entre los naranjos
    y la hierbabuena.

    Cuando yo me muera,
    enterradme si queréis
    en una veleta.

    ¡Cuando yo me muera!"-Lorca-

    Bello y valioso homenaje a Federico.
    Lo fusilaron para acallar su voz . Pero no lo lograron.
    Sigue transitando los corazones de los que lo admiramos.
    No lo enterramos! Porque su arte sigue rodando por los escenarios del mundo.
    La memoria recurrente es una manera de mantenerlo vivo.

    ResponderEliminar
  18. Y hay que ver, Carmela, la cantidad de gente que estáis recordando el acontecimiento. Es precioso ver cómo se han colgado tantos posts resucitando a Lorca. Que, por otra parte, nunca estuvo muerto. Son sus palabras las que conjuran el crimen y desacreditan a los asesinos que se sublevaron.

    Gracias por comentar, pasa cuando quieras.

    Salud.

    ResponderEliminar