.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 12 de marzo de 2010

Desconcierto

"...sin encontrar la manera de reflejarla en inédita posesión. Me he preguntado muchas veces si habría pintado lo mismo de no haberla tenido a ella como modelo en la distancia. O mejor dicho, si mis obras de ahora serían lo que son si ella no hubiera abandonado su distancia. No sé cómo supo de mis estudios, aunque ahora pienso que tal vez sabía de mi más de lo que yo pensaba. En lo que entonces era un lugar de cuatro casas no era difícil que se supieran las cosas. Y más sobre los que habitualmente no habitábamos aquí y que en aquellos meses de verano nos convertíamos en objeto de interés. Se nos apuntaba de modo discreto y pasajero, pero resultábamos diana de todas las miradas. Había días en que Circe paraba su actividad, se asomaba a una de las ventanas y se apoyaba de espaldas al exterior. Hacía como que me ignoraba, pero su objetivo quedaba en evidencia. Se dejaba posar en mangas de camisa, su estampada camisa de lino. No era por mucho tiempo, no se contorsionaba ni agitaba su cabellera, pero se mostraba para que mi mirada la recorriera, sin duda alguna. Y yo no me lo pensaba. Su espalda reclamaba mis lápices y el despliegue de una tras otra de las hojas del cuaderno. Circe tenía los hombros prolongados, que se dimensionaban en una horizontal firme. Luego su espalda se afinaba en una caída progresiva hacia la cintura. A mi me recordaba el talle de las figuras femeninas cretenses. De vez en cuando se recogía el pelo y permitía que yo viera su cuello esbelto, para inmediatamente después dejarlo caer de golpe. Cuántas espaldas esbozaría de mala manera. No era fácil centrarse como si se tratara de un mero modelo. Percibía de ella unas sugerencias que sólo la sangre que circula irracionalmente dentro de un hombre puede advertir. Los días iban sucediéndose, entre ejercicios de dibujo, juegos con los amigos, salidas para ver las tareas de los campesinos de la comarca. Pero los amaneceres se convertían en una cita invisible incluso entre sueños. Una mañana Circe no apareció entre los quicios de las ventanas. Mi sobresalto no me dejó realizar el trabajo propuesto. Fue entonces cuando me di cuenta de qué manera me estaba afectando un perfume lejano, una visión distante y los vanos ocupados fugazmente en los ventanales de la hospedería. Traté de no dejarme someter por el desconcierto y esperé la nueva jornada. Cuando ésta llegó y comprobé que el orden se había reinstaurado, sentí un alivio exultante y pensé que me calmaría. Circe volvía a manifestarse, como si su día vacante no hubiera existido. Pero el salto estaba dado para mi. Desde aquel día una inquietud desbordó mis aprendizajes y desfiguró los trazados que iba plasmando. No me bastaba contemplar la mujer al otro lado de la carretera para dibujar con constancia y precisión su figura y, a través de aquella observación, matizar mis avances. Lejos de perfeccionarme caía en una suerte de perfiles cada vez más abstractos, desprovistos de rigor..."
   
 
(Foto recortada de Boris Ignatovich)

8 comentarios:

  1. Fackel: ya te avisaré cuando no te soporte, me sigue gustando tu relato.
    un abrazo...y buena noche sin Luna.

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gusta. Y cómo no, se llama Circe.
    http://www30.homepage.villanova.edu/peter.busch/images/Circe_Offering_the_Cup_to_Odysseus.jpg
    http://jesusangelortega.files.wordpress.com/2009/05/william-waterhouse_circe.jpeg
    http://homepage.newschool.edu/~wrightd/circe-painting2.jpg

    ResponderEliminar
  3. Voy leyendo todos los relatos com mucho interés.
    Son fascinantes

    ResponderEliminar
  4. Tula, gracias por tu claridad. Buena noche.

    ResponderEliminar
  5. Portinari. No es un nombre que lo haya oído demasiadas veces, y mira por dónde ya veo que se utiliza bastante o es muy representada en la historia del arte. No sé porqué me vino a la mente, acaso porque Ulises es el paradigma del viajero...Gracias, P.

    ResponderEliminar
  6. La luna, se agradece tu estímulo.
    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Ahora al aroma de Circe puedo ponerle también un boceto bastante descriptivo.
    Esperando a la próxima entrega...

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. El aroma de Circe puede ser mucho aroma, pero eso depende de quién lo capte. Buena noche, Inner S.

    ResponderEliminar