.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 12 de agosto de 2009

Extensas




Cuánto debe caber entre dos manos
extensas...
En ese espacio flexible
todas las dimensiones son abarcables
con el deseo.
Sólo una es palpable:
la caricia.
Mas otra se abre paso
ilimitadamente:
el aire.


(Fotografía de Jorge Molder)

4 comentarios:

  1. Entre dos manos, el temblor...

    Inextenso.
    Indefinible.

    Hora cero...

    ResponderEliminar
  2. y cuando la caricia es aire, ilimitada e inabarcable...
    dónde se siente?

    yo la respiro, a toda hora.

    ResponderEliminar
  3. Stalker, afinas la sensibilidad. Eso está bien. El mundo no anda sobrado de ella.

    ResponderEliminar
  4. En la autenticidad de las cosas y en la decisión de las propuestas y en la asunción de los riesgos, Rat. Más allá de las palabras. Y tú misma te contestas: al respirar. Yo también la inhalo, no eres la única.

    ResponderEliminar