.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 5 de mayo de 2009

A punto



No robas nada. No crees en los derechos de autor. No te reafirmas en propiedad alguna. Estas letras, como la vida, deben ser un pasar de mano en mano. Tanteas las yemas para labrar un pasadizo. Desde lo deseado hasta lo esperado. Desde tu mente hasta tu intención. Desde tu voluntad hasta tu boca. Desde tu corazón hasta la acogida que se fragua en un hombre anónimo. Tus arrugas saben. Los nudillos son haces extendiendo un sol. Trazas un gran ojo que mira y absorbe. La arquitectura del gesto va cubriendo la impiedad del vacío. Atemperas la razón y ésta se afianza. Todo está a punto. Sólo seremos fuertes -no necesariamente poderosos- si volvemos a tendernos la mano. Y con las manos aún se puede hacer tanto...


(Y la fotografía es de Angèle Etoundi Essambla)

4 comentarios:

  1. Un momento único y palabras inspiradas.Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. "Hermano, aquí mi mano,
    será tuya mi frente,
    y tu gesto de siempre
    caerá sin levantar
    huracanes de miedo
    ante la libertad."
    J.A. Labordeta

    Ahí van esos cinco

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Rat, me dejo llevar por la flojera de las palabras que a veces me aturden a veces me liberan. Bona nit.

    ResponderEliminar
  4. Aragonía. Tendremos que reescribir los textos, con nuevo lenguaje con nuevo destino con nueva intención. La reescritura sigue los pasos que queramos dar.

    Gracias desdela noche del miércoles.

    ResponderEliminar