.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 19 de abril de 2009

Tu boca



Una vez, ¿cuánto hace de ello?, escribí esto...


tu boca
¿está hecha de hielo
o de azahar?

si de hielo
mis labios se sumergirán
en busca de aguas profundas
y nítidas

si de flor
besaré un aroma
que me devuelva a la tierra

tu boca

oferente
pálpito
para mi sed


Hoy sigo sin saber si el hielo pudo con la flor, y no la dejó crecer. Y mi sed...ah mi sed. Permanece.

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. “Y mi sed...ah mi sed. Permanece.”

    Estimado Fackel, no me venga con mandangas, aquí todos tenemos sed. Trasvase NO.

    ResponderEliminar
  3. En mi pueblo a esto lo llaman mezclar churras con merinas, Aragonía. Me deleito la tarde con Mariano José de Larra. Le invito.

    Buen dominical.

    ResponderEliminar
  4. ¿Quién es la doncella de la foto, maese?

    Si se puede preguntar...

    ResponderEliminar
  5. Stalker, te contestaría con unos versos de Federico (García Lorca, otro que no nos merecemos):

    "Ay, amor que se fue por el aire,
    ay, amor que se fue y no vino"

    Dejémoslo ahí.

    ResponderEliminar
  6. No se fue. Dejó el páramo oscuro abandonado a la maleza, eso sí. Algún día cruzará la cancela y verá la hierba ocupar todas aquellas imágenes que poco a poco fue colgando en los muros.
    Y sí, la sed que nos gobierna, Fackel

    ResponderEliminar
  7. Si usted lo cree y si usted lo dice , Anónimo...

    ResponderEliminar
  8. Fackel:

    esta fotografía me obsesiona, tiro del hilo e imagino la historia que hay detrás. Inquietante y hermoso, es una mezcla de sensaciones. Quizá es el rostro velado y la indeterminación en cuanto a la década, hay algo fantasmagórico en ello...

    ResponderEliminar