.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 4 de febrero de 2009

Ícaro bis


La arena de luz
Agasaja tu cansancio.
No habrá caída definitiva
Mientras la sombra te vigile.

Los días se desprenden dentro de ti
Y con ellos las palabras
Que sujetaban otros cuerpos, otras sensaciones.

Extraño territorio en el que te depositas
Con turbación y acaso hastío.
Donde no sabes medir ya los espacios
Ni calcular los recorridos.

Desvanece tu presencia
Recita la canción antigua
Y deja que el arroyo refresque tus pies.


(Foto de Martín Stranka)

6 comentarios:

  1. Tras la transfiguración, el agua redentora. Lavar algo en otro lugar para que se cure en este.

    Purificación. Sombra.
    Caer en la.

    ResponderEliminar
  2. Señor Fackel, ¿conoces a Yaiza Martínez?

    Me ha asombrado su conocimiento de esta muy buena poeta desconocida. Comunícate, si gustas, vía email...

    ResponderEliminar
  3. Stalker. Eres un portento diseccionando las metáforas. La cuestión es cuando hay metáforas dentro de las metáforas, como el juego de las cajas chinas. Hablando de cajas chinas, ¿conoces "El mandarín", del gran Eça de Queiroz? No tiene pérdida, habría que hablar en algún momento de esa novelita. Mira, aunque murió el escrito en 1900 habría que incluirle en tu lista, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  4. De Yaiza Martínez no conozco mucho, ciertamente. No sé por qué te he dado una impresión equívoca. Tengo pendiente localizar libros suyos.

    Salud.

    ResponderEliminar
  5. O sí, es cierto: Abandono

    ResponderEliminar