.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 27 de enero de 2009

Soul


Dices alma
Y una sombra te cubre.
Dices lluvia
Y se rompen tus miembros.
Dices sangre
Y por dentro te hierves.
Dices voz
Y te vuelves palabra.
Dices ausencia
Y te huyen los ojos.
Dices hijo
Y se crecen tus senos.
Dices temblor
Y sobrevuelas la tierra.
Dices furia
Y rescatas su cuerpo.
Dices clamor
Y el silencio te toma.
Dices vacío
Y una mano te palpa.
Dices ven
Y te pones en marcha.


(Fotografía del checo Frantisek Drtikol)

4 comentarios:

  1. Eres imparable, Fackel. ¿tomas ceregumil, te dan cuerda? Cada vez sorprendes con una floración irreprimible de palabras, versos, críticas, comentarios... te metamorfoseas permanentemente, eres un magma hiviente, una arteria viva.

    ¿cómo lo haces? Yo apenas me voy arrastrando a mí mismo...

    ResponderEliminar
  2. Apreciado Stalker: ¿no es el destino de los humanos habitar una metamorfosis permanente? Quien la niegue niega de alguna manera la vida. O al menos, muchas posibilidades de la vida. Jaj.

    ¿O crees que yo no me arrastro equis veces de respiración por minuto? Pero no se trata de arrastrarse solamente, sino de alzarse en cuanto algo nos reclama. La pasión, lo tempestuoso y lo intempestivo, la atracción del conocimiento, la tentación de probar, la necesidad de saber dónde están nuestros límites e incluso desafiarlos.

    Que nada te pueda, hermano.

    ResponderEliminar
  3. Dices Fackel y aparece un genio!

    ResponderEliminar
  4. Cynthia. ¿Dónde ves tú tal genio?

    Bienvenida.

    ResponderEliminar