.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 10 de septiembre de 2008

Haiku del tacto


Tocas la noche:
allá donde las sombras
nos iluminan.



( Fotografió Leonard Nimoy)

2 comentarios:

  1. Las sombras nos iluminan y proyectan su oscura luz sobre el centro ignoto que nos des-habita. Quizá tras esa irradiación sólo encontremos, en el lugar del alma, apenas un poco de ceniza...

    ResponderEliminar
  2. Stalker, de momento, a pesar de lo obscura que suele resultar la noche obscura -valga la redundancia significativa- yo busco la luz y creo que la tengo, afortunadamente, si no desvía la dirección de su haz. Las sombras, sin la claridad, no existirían. Sí, toco la noche y su esperanza.

    ResponderEliminar