.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 12 de enero de 2008

Palabra Ángel


Yo no creo que los poetas se nos mueran.
Eso es chisme para una gacetilla
y excusa para homenajes póstumos.
Jamás han existido por sí mismos.
Mientras tuvieron el soporte de una vida
fueron palabra.
Palabra sobre palabra
palabra bajo palabra
palabra ante palabra
palabra contra palabra
palabra hacia palabra
palabra retorcida, dirán algunos
palabra a secas.
Y la palabra no se extingue del todo;
al menos mientras tenga sentido
para alguien,
al menos mientras diga algo
y suene algo
y abra algo
y consuele algo
y proyecte algo
en uno solo de los humanos.
¿Y cuándo deja la palabra
de ser luz
o sonrisa
o traición
o llanto
o abrazo
o silencio
entre los pasos de la vida?

3 comentarios:

  1. La obra de Angel Gonzalez sigue entre nosotros, y es verdad lo que dices, los poetas no mueren porque son su palabra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. lamarquesachina27 agosto, 2008 13:41

    me encanto tu poema.

    ResponderEliminar
  3. Los poetas, como las personas que dejan huella y que amamos, que nos emocionan o nos conmueven, reviven en nosotros, pero también mueren con nosotros; hasta que encuentran otra alma que los hace resurgir.
    Algunos, los más especiales, viven largos siglos y en muchos corazones.

    A todos nos queda la palabra...

    Un abrazo, me gusto tu poema.

    ResponderEliminar