.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 5 de diciembre de 2007

Aislamiento



Sigue la niebla.
Donde los ojos no llegan donde los trazos se borran donde los sentidos se pierden.

6 comentarios:

  1. O donde los silencios reinan.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Más isla que nunca
    quise haber tenido un río

    ResponderEliminar
  4. Pero, ¿y eso? Siendo isla, cuánta agua en derredor, ¿no? Ah, claro, un río para hipnotizarte con el discurrir concéntrico de sus aguas...(¿O resulta un verso de García Lorca?)

    ResponderEliminar
  5. A pesar del aISLAmiento, o precisamente por eso, sí... quise haber tenido un río y dejar que descurriera por mís manos este cuento. La bruma sobre el agua borrando los contornos.

    ResponderEliminar
  6. Sí... Lo recordé.
    ¿Como lo supiste? ¿Lo encontraste?

    ResponderEliminar