.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 23 de mayo de 2007

Hipnótica


Las facciones flojas, los ojos ya perdidos, los labios ahuecados, como una fachada que se va viniendo abajo, los cabellos lacios y revueltos, el rictus de una boca desganada, la barbilla que se encoge, como el telón del escenario que cae, las oquedades que no miran, la nariz afilada, la mejilla incolora, he aquí la máscara silente tomando el relevo a la máscara de la exhibición, la huella del esfuerzo, la herida del aguante, el desaire de la resistencia que cede, hay un claroscuro tenue, una amenaza de disolución, un rostro ya rendido a la noche, y unas alas se despliegan en forma de horas, laterales, envolventes, brindando una energía velada al cuerpo del abandono...

No hay comentarios:

Publicar un comentario