.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 11 de mayo de 2007

Atrapada


Qué espera la mujer, atrapada en la red de la demora. La luz sortea su expectación entre la cuadrícula. Ella misma se reparte sin apenas moverse. De un momento a otro la rejilla la troceará y decenas de cubitos atravesarán la ciudad con su efigie multiplicada, como el polen de la primavera. Es una manera de estar y no ser. Mientras se decanta la mañana, ella se configura como una impresión en offset. Su silueta queda absorbida por una geometría que cubre las paredes y los suelos y las cornisas. Cuesta concebir la posición del plano. La cita puede haber sido una jugada equívoca, pero la mujer defiende su inacción sobre el damero. En cualquier momento la jugadora cambiará su propia posición. Se romperá el equilibrio. Su dibujo se emborronará entre las tintas del asfalto.

(Fotografía de Alexander Rodchenko)

No hay comentarios:

Publicar un comentario