.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 20 de mayo de 2007

Anima Adriana



Anima vagula blandula,
Hospes comesque corporis,
Quae nunc abibis in loca,
Pallidula, rigida, nudula,
Nec ut soles dabis iocos
(Alma vagabunda y cariñosa, huésped y compañera del cuerpo, ¿dónde vivirás? En lugares lívidos, severos y desnudos y jamás volverás a animarme como antes)

Son las palabras del emperador Adriano en su angustia ante la muerte. Qué poema pleno de matices. Nada como la impresionante fotografía de Brigitte Niedermair para rescatar una poesía ahíta de ternura.

1 comentario:

  1. A mi me gustó mucho Las memorias de Adriano, pero lo que más me intrigó siempre fue la cita de introducción, justo la que traes aquí, Fackel. Gracias.

    ResponderEliminar